|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

TRANSÁNDALUS por las Alpujarras

De Nigüelas a Cádiar, de la Alpujarra turística a la profunda.

Viernes, sábado y domingo 14, 15 y 16 de septiembre de 2012

La TransÁndalus es una ruta en bicicleta de montaña de 2000 Kms alrededor de Andalucía que da una vuelta completa a esta comunidad a lo largo de sus ocho provincias. El clima óptimo de Andalucía para la práctica del cicloturismo de alforjas invita a recorrer los caminos y vías pecuarias, y descubrir parajes, paisajes y gentes, en muchas ocasiones alejados de los circuitos turísticos tradicionales.

De la belleza de la ruta puede dar una idea la relación de los parajes naturales protegidos que atraviesa: Cabo de Gata, Karst de Yesos en Sorbas, Sierra de Baza, Cazorla, Despeñaperros, Andújar, Cardeña y Montoro, Sierra Norte, Aracena y Picos de Aroche, Doñana, El Estrecho, Los Alcornocales, Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, Sierra Nevada. Sin figura de protección ambiental también destacar el Valle de Los Pedroches, la Sierra de los Filabres y la Sierra de Gádor. El 35% del trazado de la Transandalus pasa por zonas con protección ambiental.

La TransÁndalus es un proyecto realizado por bikers andaluces, que de forma voluntaria, y contactando a través de Internet han colaborado aportando información de tramos de sus respectivas provincias. Esperamos que disfrutéis de la bicicleta y de Andalucía.

Los comentarios en negrita pertenecen a la web: www.transandalus.org

Descripción:

Ahora toca un bocadito de fin de semana, algo pequeño,que no hemos podido sacar más tiempo, este bocadito nos dejará a 150 Km de Almería, objetivo para el año que viene.

DÍA 1 Transporte a Nigüelas:

6 somos las personas que nos apuntamos a este tramo, y el viernes después de trabajar, comer y algunos hasta dar una cabezadita, quedamos para montar las bicis y poner rumbo a Nigüelas donde lo dejamos en Abril.

¿Todo montado?, ¿nos dejamos algo? seguro que algo se queda atrás.

Tomamos autovía y en dos horitas estamos llegando a nuestro destino: Nigüelas.

Desmontamos, montamos y nos vamos para el hotel, en este caso el Hostel Almora, cosa baratita que no está la economía para dispendios, 13 € por cabeza y todo correcto, de todas formas solo dormimos aquí esta noche.

Y como tenemos tiempo pues hacemos un poco de turismo por el pueblo, visitando la iglesia....

... y algún bar.

Cenamos y a la cama que mañana tenemos bastante por delante y tenemos que estar descansados.

DÍA 2 Nigüelas - Capileira

Nigüelas - Pampaneira

Etapa dura por el desnivel acumulado, aunque los paisajes, las vistas y la llegada al valle del Poqueira compensarán de sobra nuestro esfuerzo.

Salimos de Nigüelas cruzando el río Torrente para en seguida afrontar las rampas más duras del día, con porcentajes del 20%. Después de esos primeros kilómetros durísimos mantenemos la cota disfrutando de bellas vistas. En el km. 10 abandonamos el GR-7 para continuar subiendo hacia las casas de El Tello (señalizado) para después dirigirse al Área Recreativa de Puente Palo, donde se nos incorporará el trazado de la alternativa que vendría desde Lanjarón. Una trepidante bajada por pista forestal nos llevará cerca de la Ermita del Padre Eterno. Antes de ello retomaremos de nuevo el GR-7 por un tramo en sendero. Haremos la entrada en Cpileira por carretera local.

Nos levantamos y nos preparamos para el día que nos espera, no por la distancia, sobre 50 Km, mas bien por el desnivel que ronda los 1800 metros con tramos de más del 20%.

Desayuno contundente, a base de jamón que para algunos fue excesivo y para otros les supo a poco.

Sin más, breve recorrido por la calles de Nigüelas que a esa hora van despertando para en bajada dirigirnos al rio torrente y cruzarlo por un pequeño puenta y a la nada una cuesta con hormigón rayado nos da la bienvenida, lo que significa esas rayaduras es una subida continua, continua durante los próximos 2 kilómetros y en poco nos va a dejar a Nigüelas abajo, muy abajo.

Plato chico. molinillo y resignación. Nos adelantan algunos vecinos y nos dan ánimos, aunque otros nos recuerdan que nos queda un rato de molinillo para finalizar. Poco a poco vamos subiendo y aunque el desnivel no cesa, por el tiempo que llevamos nos tiene que quedar ya poco, eso esperamos.

Mientras abajo amanece sobre Nigüelas y el valle. [Pulsar la imagen para ampliar]

Por fin llegamos a todo lo alto, han sido 4 kilómetros con casi 400 metros de desnivel, que para calentar han estado mejor que bien.

Menos mal que no teniamos sitio en las alforjas, que si no nos llevamos unos pocos...

Breve llaneo por bosque y algunas plantaciones de almendros, las cuales estaban recogiendo, reconociendo a muchos de los que nos dieron ánimos en la subida. Algunas fuentes por el camino, breve repecho y de nuevo una bajada que nos hace perder cota, que tendremos que recuperar y con creces mas tarde.

Las vistas magníficas abajo Melegís, El Pinar, el embalse de Beznar, Albuñuelas, Salares Izbor....

Rodamos por la pista, poco a poco y en bajada, algunas fuentes nos encontraremos, unos con agua y otras sin ella.

¡A bajar....!

Seguimos por la pista hasta llegar a una indicaciones, tomamos la pista que en subida nos lleva para el Tello, aquí comienza la subida del día (otra), que se dirige a las casas del Tello, el paisaje cambia debido al incendio del 2005 que provocaron dos guiris por señalizar su posición cuando se perdieron.

Iniciamos la subida de verdad.

[Pulsar la imagen para ampliar]

Sube, sube y sube no queda otra, a cada recurva dejamos más abajo el pantano, Lanjarón y cuantas sierras y aldeas nos imaginemos.

Un nuevo desvio, esto aun no se acaba, pronto tomamos la bajada al Tello.

Seguimos. Al rato un nuevo cruce, tomamos al Tello.

La pista pasa a vereda y esta a senda de aspecto antiguo que descendemos como locos hacia las lejanas casa del Tello, que quedan allá abajo, pero que en nada estaremos en su fuente.

En la ladera opuesta miles de horas de trabajo hasta conseguir dominar la ladera.

Sendero del Tello

La bajada ha sido espectacular, la experiencia nos dice que es posible que exista una fuente en la casa por lo que vamos a buscarla y la encontramos.

Reponemos agua y continuamos en bajada, que luego tendremos que subir, al mismo rio Lanjarón por un tramo no ciclable, que haremos bajados.

Y nosotros obedientes

Llegamos al puente...

.. y nos tenemos que subir todo lo que alegremente nos hemos bajado, y encima el camino no estaba para subir dando pedales, así que ración de empujimg para todos.

Unos ingleses aparecen de la nada y nos preguntan que si van bien para Lanjarón, teniendo en cuenta que el río se llama Lanjarón, los mandamos rio abajo, espero que sepan perdonarnos...

Ahora toca subir, otros "nosecuantos" metros de desnivel, los cuales hacemos cada uno a su ritmo, con la única recompensa de saber que esta será la penúltima subida del día y que una vez terminada una bajada de 10 Km nos espera.

Abajo unas bonitas cascadas nos refrescan la vista, que no el cuerpo.

Y seguimos ganando altura, abajo quedan las casas del Tello y las cascadas, casi perdidas a nuestra vista.

Y seguimos...

Molinillo, molinillo... y llegamos a la pista principal, eso no quiere decir que esto se acabe, ¡nooo! seguimos con el molinillo, pero al menos las rampas más duras ya le hemos pasado.

Llegamos al Mirador de Cañar, en el que paramos y nos damos cuenta que en los poco menos de 22 Km que llevamos ya hemos ascendido 1200 m de desnivel, ya decíamos que estábamos algo cansados.

Bonitas vistas desde el mirador, pero todo lo bueno se acaba...

... y seguimos la marcha en busca del área de Puente Palo.

Van cayendo los kilómetros hasta que: ¡Bien! cartel del área recreativa, por lo que algo de ánimo ya llevamos en el pedaleo.

Llegamos al área recreativa, pero la fuente no tiene agua desde hace años, pero bueno llenamos en la acequia de al lado, que el GPS nos dice que se llama "Acequía Grande", incluso nos sirve para refrescarnos.

Manolo abre la mochila, que más que una mochila parece el bolsillo de Doraemon, que saca de todo y por poco comemos los 6 sólo con lo que llevaba dentro.

Terminamos de comer y antes de marchar, seguimos con la pegada de pegatinas transandaluceras, que parecemos un político en campaña con la pega de carteles.

Al arrancar avería: el tubelles pierde aire y hay que ponerle una cámara, esta es la única averia en estos dos días.

Todos queremos ayudar pero como estamos en el Sur y encima hace calor uno se da de baja, otro se coge los asuntos propios antes de que los quiten, otro no quiere, el otro mira y hasta los hay que ni se acercan a ayudar. Al final un poco más y se tiene que arreglar la bici sola.

Iniciamos la bajada que nos tomamos a tumba abierta, que la pista invitaba...

Hasta la mochila se la toma la bajada abierta, tanto es así que para cuando nos damos cuenta, barritas, pañuelos, herramientas, plátanos y las llaves del coche han quedado desparramados por algún lugar de la larga bajada, pero eso nos damos cuenta abajo del todo, con el susto de haber perdido las llaves nos damos la vuelta, aparte nos damos cuenta que nos hemos pasado del track, en plena subida viene nuestro compañero con los bolsillos llenos de cosas, se había quedado atrás haciendo fotos y al bajar se ha ido encontrando todo por el camino. ¡ufff! todo se queda en anécdota, aunque ya nos veíamos subiendo para arriba mirando y buscando llaves, herramientas....

Retomamos el camino y tomamos el sendero correcto, de camino, pasa a senda, y de senda pasa a casi la nada.

Camino paralelo a una acequía la maleza se lo ha comido y no sin arañazos y golpes conseguimos llegar a un grupo de casas

Venta del Aire o lo que queda de ella.

Teniendo el encargo de ver como seguía el camino hasta la central eléctrica lo intentamos pero estaba peor.

Viendo que los dos próximos kilómetros van a ser igual de malos seguimos al rutómetro y vemos que existe un paso conflictivo con una cancela. (este paso ya no existe, informamos del problema al coordinador de la Transándalus y fue quitado del rutómetro días después)

Pues sí, tenemos problemas con los dueños, más que con ellos con la cancela que está cerrada con candado y todo. Meditamos qué hacer y pensamos que lo mejor es saltarla que desandar lo andado. Así que en cadena vamos pasando mochilas, bicis y ciclistas de un lado a otro de la cancela.

Y tomamos carretera que ya no abandonaremos hasta llegar al final de hoy.

A lo lejos ya se ven los tres pueblos más turísticos de toda la Alpujarra.

Primero pasaremos por Pampaneira, a la cual entramos y curioseamos por sus calles y callejuelas hasta volver a salir a la carretera.

Bebimos pero enteritos que nos volvimos.

Para continuar con la dura y constante subida hasta Bubión donde nos tomamos algo aprovechando que ya estámos casi en el final.

Último kilómetro más tarde entramos en Capileira y ya estamos, han sido 50 km y 1800 metros de denivel, ahora una ducha y a dar un vuelta por el pueblo.

Pensión Atalaya, 15 € por cabeza y trato super correcto.

Refresquitos y cervecitas con tapa, y buscamos un sitio para comer.

Uno de nosotros se encuentra mal y nos abandona en plena comida, el famoso "virus" y no el tio del mazo le daría para el pelo por la noche, al menos pudo continuar al día siguiente, mal, pero continuo.

El resto menú con plato Alpujarreño incluido, si uno estaba malo con el "virus" otros por poco se lo provocan con tanta grasa.

Visita a una especie de fiesta en la plaza del pueblo y a la cama que dentro de un rato otro rato de bike.

DÍA 3 Capileira - Cádiar

Capileira - Trevélez

Después de pasar por Pampaneira, Bubión y Capileira, abandonaremos el bello y turístico Valle del Poqueira para llegar Trevélez, el pueblo más alto de Europa. Éstas cuatro poblaciones son las más visitadas de las Alpujarras, aunque en este tramo ya no encontremos tráfico puesto que saldremos de Capileira por carretera local que está cortada más arriba y que continúa como pista hasta el puerto del Veleta y baja a Pradollano y Granada capital.

Nosotros antes del control del P.N. de Sierra Nevada nos desviaremos por una pista en perfectas condiciones que se dirige al Área Recreativa de Pórtugos. En esta pista los primeros kilómetros son suaves incluso en descenso y disfrutamos de las bellas vistas sobre la Tahá de Pitres. Siguiendo siempre por la pista principal, más adelante tendremos unos kilómetros en subida para asomar por encima del pueblo de Trevélez, desde donde pueden verse claramente sus tres barrios (Alto, Medio y Bajo). Una rápida bajada por la pista nos depositará en el Barrio Medio.

Amanece, y todos a desayunar, desayuno menos contundente que el del día anterior, que para algunos fue demasiado.

Sin miramientos y desde la misma puerta del bar empezamos a subir, así de repente ale, a subir, primero por carretera que conocio tiempos mejores en cuanto a asfalto se refiere, ahi estaremos hasta el mirador del Ángel.

En el mirador nos pararemos para ver las vistas del valle del Poqueira, allí nos encontramos a unos chavales, chico y chica, él de Bilbao y ella de Madrid que van realizando la trans, salieron hace 8 dias de Antequera y van en plan tranqui, y les quedan todavía 4 dias por delante, allí los dejamos aunque a lo largo de día nos iriamos encontrando, no en valde íbamos hacía el mismo destino: Cadiar.

Las vistas al Valle del Poqueira que aun despierta: [Pulsar para ampliar]

Seguimos ahora sobre pista de tierra y en bajada que nos acerca al área recreativa de Pórtugos.

Pasada iniciamos un sube baja que nos acerca al barranco de la Bina que ha estado cortado durante mucho tiempo y al que han hecho un arreglo provisional que creemos que durará poco como el invierno sea un poco riguroso.

Al fondo está el barranco, que parece que no es nada de profundo...

... pero no veas la profundidad que tiene.

Cruzamos el barranco, con un buen empujing y alguna broma.

Una ligera subida y ya todo hasta Trevélez es para abajo, por pista buena y entrando por carretera en su barrio medio.

Breve parada, vuelta a saludar a los chavales y tomamos carretera para salir de Trevélez dirección a Juviles.

Trevélez - Cádiar

Tomamos la carretera hacia Juviles, saliendo de Trevélez por el Barrio Bajo.

Después de unos kms en sube y baja viene un agradable descenso hasta Juviles que atravesamos. Llegando al final del pueblo nos saldremos de la carretera siguiendo las marcas del GR-7 para iniciar un descenso con puntos complicados de paso, pero muy divertido, hasta Tímar, en plena “Alpujarra Profunda”. Pequeño pueblo sin servicios al viajero, pero ejemplo de arquitectura tradicional.

Seguimos nuestro camino por carretera local hacia Cádiar. Una vez tomado el cruce de la pista hacia Cádiar bajamos hasta un arroyo. A partir de aquí la pista deja de estar asfaltada. Tras un breve repecho comienza una buena bajada hasta Cádiar a donde entramos cruzando el río Guadalfeo.

La dificultad técnica Media y el grado de ciclabilidad asignado, 90%, se justifica por la bajada entre Juviles y Tímar.

Estos kilómetros son placenteros, buen asfalto y en ligero descenso con algún sube baja.

Una última mirada atrás, antes de dejar de ver Trevélez.

En el cruce a la izquierda, que aunque no diga nada es para la izquierda..

Carretera tranquila con vistas a pequeñas tierras agrícolas y..

... Juviles que lo pasamos por la carretera ante la atenta mirada de parroquianos que no sabían donde íbamos por ese camino buscando el arroyo.

Para desviarnos por la señal de GR-7 en bajada hasta el arroyo y luego subida importante buscando "El Fuerte", restos de una fortaleza de la que ahora mismo solo quedan algunos lienzos de muralla.

Aquí el camino se va volviendo por momentos menos transitable y peligroso, hasta que nos obliga a poner pié a tierra.

Molinillo, molinillo hasta llegar a lo alto de un mirador donde vemos abajo Timar, la carretera que debemos tomar y el senderito que nos toca a continuación. [pulsar la imágen para ampliar]

El sendero está malo, aun así lo intentamos bajar sentados, dejándolo para otro día, no sea que nos peguemos una torta tan cerca del final y jodamos la excursión.

En infanteria o casi lo vamos realizando hasta el mismo pueblo que poco a poco ya lo vemos abajo.

En la "plaza" de esta pedanía de menos de 25 habitantes descansamos algo para tomar la carretera que nos llevará a Cádiar, siendo los últimos kilómetros en bajada. De camino charlamos con una mujer que estaba corriendo por los montes sobre maratones y esas cosas a los que algunos son aficionados.

En la placita una placa recuerda a todos que hasta hace poco Timar estaba incomunicada del mundo por carretera.

Carretera y manta, dentro de una hora y media llega el bus, tenemos que asearnos y comer antes de montarnos.

Adios Timar

y en nada: hola Cádiar

En la entrada preguntamos por la parada, atravesamos el pueblo buscándola, hasta que la encontramos, una vez localizada nos hacemos el lavado del gato en una fuente.

Y a comer algo.

Y ahora a esperar el bus, que como siempre lleva su cosa de misterio.

Somos 6 personas, 6 cascos, 6 macutos y 6 bicis y en la parada había lo menos 20 personas, nos dicen que este bus es el único que sale para Granada hoy, que mañana comienza la Universidad y que no nos van a dejar meter las bicis.

Nosotros por si las moscas las vamos preparando.

Una señora nos dá animos: "aunque las metais, en Lanjarón os bajan seguro", gracias señora, se lo tengo en cuenta.

Llega el Bus y hacemos la técnica de Arecena

Técnica de Aracena

Dícese de la técnica usada por ávidos biker trasandaluceros que consiste en distraer al conductor de un bus con la pregunta "Podemos meter las bicis en el maletero" mientras otros miembros de la excursión, sin esperar respuesta alguna, ya las tienen metidas y más que metidas y hacen cola para comprar los billetes.

Montados todos y todas iniciamos la marcha de dos horas de bus parando en todas partes, un suplicio para algunos y un abrir y cerrar de ojos para otros.

Llegamos a destino, sin que nos bajen en Lanjarón como nos comento la simpática señora, pero no al mismo Nigüelas, noooo eso hubiera sido terminar la crónica muy pronto, no, nos deja en la glorieta de entrada al pueblo a 1 kilómetro de los coches, por lo que vuelve a montar bicis en medio de la carretera para subir a los coches.

Llegamos y vuelta a desmontar otra vez las bicis y las montamos en los coches dando por concluido este pequeño mordisquito a la Trans. Esperemos que pronto más.

Información de la ruta:

DISTANCIA: 85 kilómetros 550 metros

ASCENCION ACUMULADA: 2.537metros.

ALTURA MÁXIMA: 1813 metros

ALTURA MÍNIMA: 920 metros

Foto de grupo:

Gracias a todos.

    Ir a:
  Inicio

Inicio reportajes Transándalus

  Etapa 1 Cardeña - Fuente Obejuna
  Etapa 2 El Colmenar - Jimera de Libar
  Etapa 3 Jimera de Libar - Antequera
  Etapa 4 Fuente Obejuna - Aracena
  Etapa 5 Aracena - Sanlúcar de Barrameda
  Etapa 6 Puerto de Santa María - El Colmenar
  Etapa 7 Antequera - Nigüelas
  Etapa 8 Nigüelas - Cadiar
  Etapa 9 Cádiar - Almería
  Etapa 10 Almería - Baza
  Etapa 11 Baza - Cardeña
     
 
C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]