|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

A la Maroma por Canillas

Subida por la Vertiente Sur

Domingo 25 de emnero de 2014

Este recorrido puede ser considerado con mayor tradición en la subida a Sierra Tejeda, por ser utilizado por las personas que se dedican a recoger y trasportar la nieve desde la cumbre hasta la costa (neveros).

Descripción:

Muy temprano nos ponemos en camino, la zona está cerca, pero la ruta es larga y no queremos llegar de noche a los coches, así que toca madrugón.

Aún no ha amanecido y el termómetro nos avisa de lo que nos espera, estamos cerca de llegar y la temperatura es de 1º grado.

Llegando a Canillas las primeras luces nos hacen ver La Maroma, parace una montaña no muy alta, pero se las trae, y encima en su cumbre podemos ver nieve ¿mucha? pues parece que no, pero ya veremos.

Llegamos, nos preparamos y encaminamos la ruta por las mismas calles del pueblo, desde aquí se inicia una subida constante hasta la cumbre, con algunas zonas de descanso, pero pocas.

Dentro del pueblo encontraremos algunos carteles con la dirección correcta a tomar.

Comienza la ruta propiamente dicha, primero nos dirigimos a La Rábita, zona con fuente y cueva con su historia detrás.

En la subida tendremos siempre la vista del pantano de la Viñuela, vista que nos acompañará de fondo hasta la misma cumbre.

Subimos y subimos por sendero balizado, y esa montaña que de lejos parecía poca cosaes cada vez más grande, incluso desaparece de la vista cuando nos metemos en los llanos y estrecheces de los arroyos. Va a ser más duro de lo que creiamos.

Al fondo el Peñón Grande.

El camino se interna en algunas zonas de pinos, pero la zona está muy degradada por el pastoreo y sobre todo por los incendios que han asolado esta zona hasta dejarla sin masa arborea alguna, excepto algunas pequeñas zonas como por la que pasamos.

Primeras vistas a La Maroma, y la nieve aparece cerca, pero aun está lejos.

Llegamos a la zona de La Rábita, fuente con cerca para proteger a los anfibios y cerca la cueva donde habitaban unos santones.

Parada para comer algo que seguimos subiendo tras la fuente.

Esta fuente convierte esta zona en un pequeño oasis dentro de la zona desarbolada de los alrededores.

La Cueva

Cueva de la Rábita:

No se trata de una cavidad natural, ya que es una mina. De la que se abandono su extracion.

La cavidad se encuentra a una altitud de 1200 metros, y tiene un desarrolo de 70 metros, con una profundidad de 7 metros.

De esta cavidad se tiene una leyenda, que en la época de asentamiento árabe en la zona, cuando esta cavidad no se utilizaba como mina. Fue habitada por tres santones Arabes, llamados "Morabitos".

Por lo que la cavidad se convirtió en un lugar sagrado y de oración. Y era sitio de peregrinaje de los árabe para rezar.

Se dice que dichos santones están enterrados en la cavidad. Hecho que todavía no se a podido demostrar.

Son muchos los excursionistas que han escuchado susurros dentro de la cavidad. Asi como al realizar fotografías han salido reflejados orbes, sin explicación.

Finalizada el descanso y la visita, continuamos nuestro camino en subia por una zona quemada, como dan fé de ello los troncos de los pinos.

Las vistas son fantásticas, el día está claro y nos deja ver el mar, la bahía de Málaga y sierras aledañas.

A la derecha tenemos el barranco del Almanchares, que baja de forma directa desde La Maroma.

Poco a poco vemos la cara sur de la Maroma, y ya estamos cerca de tomar la senda de herradura que nos irá acercando a ella.

Pasando por otra zona quemada, antes de llegar al desvio del collado de la Gitana.

Por el "Buen camino".

El camino del collado pasa junto a la fuente llamada Fuente Agria, una de las tres donde podian repostar agua los arrieros en su trasiego de idas y venidas a por hielo a la sierra.

Seguimos subiendo duro, al menos las vistas recompensan.

Pasado el Collado de la Gitana (aquí a la vuelta tomaremos un desvio que baja al arroyo y nos lleva de vuelta a Canillas pero por otro sendero), iniciamos un pequeño descenso buscando el arroyo de Tejas Lisas. En la parte izquierda vemos nuestro camino como sube por la ladera.

El sendero cruza el barranco de las Tejas Lisas e inicia una fuerte subida en zigzag, en una zona conocida como Los Charcones.

Dura muy dura la subida desde el arroyo, imaginaos en borricos cargados de hielo lo que sería bajar esta zona.

Recompensa el esfuerzo las bonitas vistas a la axarquía y la bahía de Málaga

En este lugar es de destacar la presencia de pino negral junto al esparto, algunos enebros y unos pocos ejemplares de sabinas.

Poco más arriba, la vegetación arbórea desaparece y sólo encontraremos algunas plantas adaptadas a la alta montaña, como los piornos.

Ya hemos superado unos 1.000 metros de desnivel, pero todavía nos faltan otros 400 metros más hasta la cumbre de la Maroma. Hasta aquí hemos tardado en total aproximadamente unas 3 horas.

Una cabra nos observa, ¿donde irán esos locos, se preguntará?

Tras alcanzar El Torcalillo del Nido o Proa del Barco, por la forma de los riscos, la senda cambia de dirección al noreste, encontrándonos ya con un terreno casi desnudo, propio de alta montaña. Una fuerte subida de más de kilómetro y medio nos permitirá llegar al collado de la Casa de la Nieve,

Alcanzada la cabecera del barranco, junto al que ha ido subiendo el sendero ¡aparece la nieve!.

El camino está todo nevado, queda solo superar un pequeño repecho, pero parece no tener fin.

El aire ha acumulado la nieve en esta zona hasta casi tapar las balizas

El último tramo hasta el pico, del que ya nos separan poco más de quinientos metros, tiene más dificultad por la condición pedregosa que por la pendiente.

Ya vemos la cumbre, el viento empieza a azotarnos y tenemos que tirar de la ropa de abrigo.

Llegamos:

Cumbre de La Maroma 2.069 metros

Hasta aquí hemos tardado en total aproximadamente unas 4 horas de ascenso casi ininterrumpido. Hacemos algunas fotos para el recuerdo e iniciamos la bajada, desandando el mismo camino hasta el collado de la Gitana.

Pasando por los restos de la casa de la nieve

Casa de la nieve:

A veces, cuando el clima empeoraba repentinamente, sin dudarlo un momento tenían que ir corriendo a buscar refugio en las llamadas ‘casas de la nieve’, que ellos construían con los materiales propios de las alturas. Según testimonios de los lugareños, utilizaban grandes rocas y maderos de viejos árboles, en este caso madera de tejo, especie que da nombre a Sierra Tejeda (Jiménez, 1994). Allí, al abrigo encendían un fuego y pasaban lo mejor que podían el mal tiempo, tal vez planeando el anhelado viaje de vuelta al calor del hogar.

Seguimos bajando por el camino por el que subimos, pero con vistas ahora a la costa.

En la bajada paramos a comer, llevamos casi 5 horas de pateo, asi que al sol y con unas vistas inmejorables damos buena cuenta de lo que llevamos en las mochilas.

Continuamos y una vez en el Collado de la Gitana, dejamos el sendero que traíamos a la subida, y tomamos este otro que se interna en el Barranco de Tejas Lisas.

Este sendero, aunque no presenta dificultades y está bastante marcado, es mucho menos frecuentado por los montañeros, así que iremos atentos para no perderlo.

Vistas al Barranco de Tejas Lisas

Cerca del Arroyo encontramos una calera con su cartel indicativo

Finalmente el sendero nos lleva hasta enlazar con este carril, que vamos a seguir para regresar hasta Canillas de Aceituno.

Llegamos a un pequeño collado desde donde ya vemos Canillas de Aceituno, y donde encontramos algunos restos de un antiguo incendio; abandonamos el carril para tomar un sendero y así atajar camino.

Volvemos a desembocar en el carril, que ya solo tenemos que seguirlo algunos minutos más, ...

para llevarnos de regreso a la parte alta del pueblo. justo donde iniciamos su recorrido esta mañana.

Información de la ruta:

DISTANCIA: 17 kilómetros 720 metros

ASCENCION ACUMULADA: 1484 metros.

ALTURA MÁXIMA: 2069 metros

ALTURA MÍNIMA: 637 metros

Foto de grupo

Gracias a todos.

C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]