|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

TRANSANDALUS POR CÁDIZ

Del Puerto de Santa María a El colmenar

Sábado, domingo, lunes y martes 11, 12, 13 y 14 de junio de 2011.

La TransAndalus es una ruta en bicicleta de montaña de 2000 Kms alrededor de Andalucía que da una vuelta completa a esta comunidad a lo largo de sus ocho provincias. El clima óptimo de Andalucía para la práctica del cicloturismo de alforjas invita a recorrer los caminos y vías pecuarias, y descubrir parajes, paisajes y gentes, en muchas ocasiones alejados de los circuitos turísticos tradicionales.

De la belleza de la ruta puede dar una idea la relación de los parajes naturales protegidos que atraviesa: Cabo de Gata, Karst de Yesos en Sorbas, Sierra de Baza, Cazorla, Despeñaperros, Andújar, Cardeña y Montoro, Sierra Norte, Aracena y Picos de Aroche, Doñana, El Estrecho, Los Alcornocales, Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, Sierra Nevada. Sin figura de protección ambiental también destacar el Valle de Los Pedroches, la Sierra de los Filabres y la Sierra de Gádor. El 35% del trazado de la Transandalus pasa por zonas con protección ambiental.

La TransAndalus es un proyecto realizado por bikers andaluces, que de forma voluntaria, y contactando a través de Internet han colaborado aportando información de tramos de sus respectivas provincias. Esperamos que disfrutéis de la bicicleta y de Andalucía.

Los comentarios en negrita pertenecen a la web: www.transandalus.org

Descripción:

Ya estamos aquí otra vez, el pasado septiembre dejamos la ruta en la misma entrada a Cádiz: Sanlúcar de Barrameda. Casi un año después la retomamos en el Puerto de Santa María, dado que nos venía mejor para las combinaciones de trenes.

Dia 1 Puerto de Santa María - Conil de la Frontera:

8.00 de la mañana, todo dispuesto para irnos, las bicis las colocamos la noche de antes en el coche, las alforjas cargadas y listas.

La salida es rápida, todos quedamos en el mismo sitio, aparece la furgo y caminito a la estación de Córdoba.

Por primera vez en los 3 años que llevamos haciendo esta ruta nos reunimos 5 personas, y 5 somos los que partimos para Córdoba.

Llegada sin problemas, descargamos e iniciamos nuestro periplo alforjero. Hemos intentado que Renfe-Operadora nos autorice a llevar más de 3 bicis en el tren, pero ha sido imposible por lo que hemos de acarrear dos bicis empaquetadas por 3 provincias andaluzas.

Nuestro paquete bicicletero:

Salida del tren para las 9.25 y hasta las 12.45 no llegamos a destino, nos da tiempo a dormir, a hablar, a romper la puerta de los aseos del tren, a aburrirnos, vamos de todo, todo.

12.45, con puntualidad inglesa nos deja el tren en la estación del Puerto, bajamos desempaquetamos y nos cambiamos para iniciar la ruta desde la misma puerta de la estación.

Hoy la ruta es de unos 65 Km y nos llevará hasta Conil, pasando por Puerto Real y la periferia de Chiclana, En Conil es donde tenemos preparado el alojamiento, se supone que la ruta de hoy no tiene desnivel, por lo que solo tendremos que pedalear y disfrutar del paisaje, se supone.

Puerto de Santa Marina - Puerto Real

"Iniciamos el tramo en el puente sobre el río Guadalete, por un carril bici, que nos dejará en Puerto Real tras haber cruzado el Parque Metropolitano de Los Toruños. En esta etapa tendremos la oportunidad de asomarnos a las playas de Valdelagrana y de Levante. Etapa sin complicaciones, muy frecuentada por ciclistas. Como es habitual, el paso por las poblaciones lo dejamos a criterio de los viajeros, pero recomendamos el recorrido por el paseo marítimo. Si no tenemos que hacer noche, el tramo termina en el Hospital de Puerto Real, alejado unos 3 Km. del centro urbano. Aunque existe alguna posibilidad para acceder a él por carriles, no es una ruta directa, atractiva, ni fácil de describir, por lo que se sugiere circular unos 2,5 Km. por la antigua N-IV, que tras la construcción de la variante apenas soporta tráfico."

Dejamos atrás el famoso penal del puerto:

PENAL DEL PUERTO

El Penal de El Puerto de Santa María (el Penal del Puerto) fue una famosa cárcel española ubicada en la localidad andaluza de El Puerto de Santa María entre 1886 y 1981. Aún hoy, aunque a varios kilómetros de distancia del antiguo penal, se ubica en esta ciudad de la provincia de Cádiz un complejo penitenciario (Puerto I, Puerto II y Puerto III), el mayor de toda España y de Europa.

Este penal ocupaba un antiguo convento erigido a principios del siglo XVI por los señores de la entonces villa, los duques de Medinaceli. Actualmente se encuentra restaurado y su uso se destina a albergar diversos actos culturales y oficiales, como el del acto de despedida a Rafael Alberti en 1999.

El Penal de El Puerto cobró fama durante los años de la II República española y el franquismo, al albergar entre sus muros presos políticos de relevancia nacional, como Ramón Rubial, presidente del PSOE o Lluís Companys, ex presidente de la Generalidad de Cataluña, y delincuentes de gran popularidad, como El Lute. También fue famoso por protagonizar la letra de una carcelera, cante flamenco del grupo de las tonás.

Primeros kilómetros por una carril bici, con vistas al "vaporcito del puerto" y a la ría del Guadalete, llamado popularmente por muchos como "el Guarrete".

Seguimos y seguimos hasta que nos desviamos y ponemos las miras en un pequeño puente que cruza el río San Pedro dejando atrás unas ventas. En ese momento entramos en el Parque Metropolitano de Los Toruños y Pinar de la Algaida y nos salimos del asfalto.

Cruzando el puente de madera para iniciar el sendero.

Bonito sendero, llano y con vistas al Puerto, Cádiz y toda la Bahía.

El camino termina en el mismísimo Campus Universitario, de ahi nos saldremos y por carril bici nos dirigiremos a Puerto Real que cruzaremos por su paseo marítimo, una lugareña nos guiará por él.

Llegamos al final del paseo marítimo que se acaba en una talud, el cual saltamos y escalamos, todo ello por no darnos la vuelta, ¡seremos flojos!. Saldremos a la N-IV y tomamos en las diferentes rotondas dirección al Hospital, llegamos pero antes de entrar tomamos un camino conocido como "corredor verde Dos Bahias"

Aqui nos damos cuenta que son las tantas y no hemos comido, aprovechamos la sombra de los pinos para comer de lo que llevábamos y descansar el asfixiante calor que ya empezaba a notarse.

Puerto Real - Chiclana

"Este tramo coincide en su primera parte con el Corredor Verde Dos Bahías, que intenta unir la bahía de Cádiz con la de Algeciras. Encontraremos algún cartel indicativo. Comenzamos en la entrada del Hospital de Puerto Real, circulando por un sombreado pinar hasta la Encrucijada del Flamenco. Desde ahí ponemos rumbo al carril de “El Marquesado”, que discurre cerca de las lagunas de Montellano y Jeli y la abandonada cantera de El Berrueco. Desde lo alto de una loma, en el denominado “Punto Mágico” tendremos unas excelentes vistas de la Bahía de Cádiz. No entraremos en la extensa población de Chiclana, a no ser que tengamos que hacer noche (nos desviaremos en este caso en el km. 14,38), por lo que daremos por concluido el tramo tras rodearla por el Este, en la entrada del Pinar del Hierro".

Continuamos por el corredor verde, cuya sombra se agradece.

El corredor va paralelo a una carretera que tomamos a ratos, dado el escaso tráfico que presentaba......

... aunque siempre intentamos ir por el carril "transandalucero"

De repente giramos a nuestra izquiera en continua subida y dejamos atrás el bonito corredor verde y sus no menos agradables sombras para meternos de lleno en campiña, sin árboles y con un calor agobiante.

En lo alto de un cerro encontramos un pequeño monumento a las vistas que tuvieron que tener los antiguos de chiclana, lástima le tengo al que levantara la cabeza e intentara ver la mar desde aquí ahora, hormigon y más hormigon impiden la vista.

Seguimos y cruzamos el puente sobre la autovía y entramos en los barrios periféricos de Chiclana para girar a la izquierda y volver a cruzar la autovía, ahora por debajo y enfilar una carretera en subida.

Al poco nos desviamos y entramos en medio de una circuito de motocros, la vereda estaba perdida (o nosotros no la vimos) y terminamos en medio del circuito picándonos con uno que le estaba dando tralla a su moto.

Tirando de GPS nos salimos de ahí por donde podemos.

El rutómetro nos dice que salgamos a un camino hasta el final y que crucemos una acequia junto a una cantera y ahi tomar un camino a la izquierda.

Lo hacemos todo tal y como nos dice, pero ¡¡SORPRESA!! los dueños de la cantera han levantado su alambrada hasta unirla con la de la utovía cerrándonos el paso, así que nos metemos dentro de la cantera a buscar por donde salir de ahí.

Después de dar muchas vueltas, seguimos la acequía hacia arriba, y por allí encontramos una valla que podemos abrir y salir por una propiedad privada, que menos mal que tenían la puerta abierta.

Salimos a un puente con un carril bici, que nos lleva al final de tramo: La Gasolinera.

Chiclana - Conil

"En esta etapa nos asomamos de nuevo al Atlántico, que se convertirá en el protagonista del paisaje. Empieza el recorrido por pinares que nos van acercando a las lujosas zonas residenciales y hoteles de Novo Sancti Petri, Torre del Puerco y Roche. A partir de aquí la ruta trascurre en el filo de un espectacular acantilado salpicado de pequeñas calas.

Las playas de esta zona bien merecen una parada y un baño (si el tiempo acompaña). Desde el Faro de Cabo Roche divisaremos bajo nosotros el Puerto de Conil, y más al SE Conil y el Cabo de Trafalgar. Tras una corta bajada hasta la entrada de este pequeño Puerto retomamos el acantilado tras pasar por la Cala del Aceite. Estas costas vieron uno de los más importantes episodios de nuestra Historia Naval, la Batalla de Trafalgar (que realmente se desarrolló más cerca de Cabo Roche que del cabo que da nombre a la batalla). Los viajeros que pasen por aquí entre abril y julio podrán ver montada la Almadraba, un antiguo arte de pesca fijo que ha marcado el carácter y la economía de los pueblos de la zona. Tampoco es extraño ver orcas cerca de la playa en los atardeceres de primavera.

A Conil accederemos por las playas de Fuente del Gallo y La Fontanilla, y para atravesar la población recomendamos las calles más cercanas a la costa (no siempre es fácil, hoteles y chalets impiden el paso en varias ocasiones, obligando a pequeños rodeos), para desembocar en el paseo marítimo de la Playa de los Bateles."

El tio del mazo nos estaba acechando, por lo que con la breve parada en la gasolinera nos vamos recuperando para lo que viene.

Ponemos las miras en el parque de Pinar de Hierro y en su bonita subida, que nos llevará a volver a ver el mar.

Menudo cuestarrón que nos intentamos subir, la tierra suelta nos impidio el conseguirlo.

Llegados arriba salimos del parque y vamos tomando caminos a cada cual mejor.....

...hasta llegar a "Novo Sancti Petri", urbanizacion en la nada que recorremos de punta a punta para seguir nuestro camino.

Pero antes parada para ver sus magníficas playas: Playa de la Barrosa

Continuamos, ahora por un sendero pegado a la playa y que nos lleva a la mismísima torre del Puerco, y al cuartel contiguo de la Guardia Civil.

Torre del Puerco

Torre del Puerco

Torre marítima, situada al final de la playa de La Barrosa es uno de los puntos mágicos de Chiclana. En la loma del Puerco, está la línea divisoria con Conil.

En la Edad Media, como complemento del sistema defensivo formado por castillos y fortalezas y una milicia que recorría a caballo la costa a diario, se construyó un rosario de torres vigías que jalonaban la zona costera desde Ayamonte a Gibraltar. Una de estas era la torre del Puerco. Estas torres ponían en alerta a las torres vecinas mediante un sistema de ahumados y señales con fuego, avisando a las poblaciones para que estuviesen alertas. Con el paso del tiempo estas torres quedaron en desuso convirtiéndose en testigos mudos de un pasado lleno de sobresaltos.

La Torre del Puerco, de estructura cilíndrica, con 8 metros de altura y dos bóvedas, entraba en funcionamiento como gran chimenea de humo ante posibles ataques por mar.

En 1811 fue testigo de la Batalla de Chiclana, entre tropas angloespañolas y francesas durante la Guerra de la Independencia, librada entre la Torre del Puerco y Sancti Petri. Durante el siglo XIX sirvió como atalaya para atunes y jábegas, habiendo en sus proximidades restos de una pequeña chanca.

Visitada la Torre, iniciamos el sendero por carreterilla estrecha que nos llevará a la urbanizacion de Roche..

Atravesada la urbanización y dejado atrás un hotel iniciamos un sendero, al principio de madera y luego ya sin ningún elemento que pasará....

......por las playas del fraile [pulsar la imagen para ampliar].....

... y alguna más.....

.....Y que se dirige al mismísimo cabo Roche.

Faro de Cabo Roche

Faro de Cabo Roche

la Torre de Roche, de base cuadrada construida en la segunda mitad del siglo XVI, se conservaba relativamente en buen estado hasta hace poco tiempo. Convertida en faro para la navegación, las obras de adaptación supusieron una intervención en su fisonomía que le quitó todo el empaque del pasado.

En este lugar ya se había propuesto la construcción de un faro en el año 1899, como solución a la demolición del faro de San Sebastián, pensándose que desde aquí se podía enlazar con el de Chipiona, haciendo así innecesario el de Cádiz.

En 1903 se aprobó la restauración del faro de San Sebastián, pero aún así se consideró necesaria la construcción de los faros de Rota y Cabo Roche para completar la iluminación de la costa atlántica gaditana, llena de peligros, como el bajo de la Aceitera.

En 1904 se aprobó el faro de Cabo Roche, con una característica de luz de destellos relámpagos blancos en grupos alternados de tres y uno, y un alcance de 12 millas.

En 1929 se aprueba de nuevo instalar una luz en el cado que tendría la apariencia de luz blanca centelleante a ritmo rápido y un alcance de 10 millas.

Sin embargo, ninguno de los proyectos se llevarían a afecto. Finalmente, en 1986 se inauguró el faro de tipo eléctrico automático, con un alcance de 20 millas, con la apariencia de grupos de 4 destellos blancos.

Desde el mismo faro podemos divisar ya Conil y su Puerto, por la vera del cual pasaremos para hacernos los últimos kilómetros hasta nuestro destino.

Durate todo este trayecto pasaremos por los acantilados y las playas que en verano saturan este bonito pueblo costero.

Conil al fondo [pulsar la imagen para ampliar]

Recorrido por Conil buscando la pensión, pero al pasar por la playa y viendo la hora que era..........bañito que el calor ha sido grande.

Y por fin nuestro final de hoy: Hostal la Conileña, buen servicio.

Detallazo por parte de la encargada: Ana, que al ver el calor que hacía nos tenía una garrafa de 5 litros metida en el congelador esperando nuestra llegada, y no solo eso sino que nos indicó donde comer bien y barato en Conil.

También nos comenta que hace unos dias habían pasado dos personas que iban hacieno una ruta en bici igual que nosotros y que partieron para Algeciras, luego en el foro de la transandalus, hemos averiguado sus nombres: Carlos y Lorenzo, de Madrid.

La habitación:

Duchados nos vamos a comer y conocer Conil. Toda la gastronomía, como no podía ser menos, a base de atún y toro ¡Ole y Ale!.

Y una cosa lleva a la otra y otra a otra y terminamos a las tantas a base de digestivos ......

Dia 2: Conil - Puerto del Bujeo

Conil - Barbate

"Tras atravesar la población de Conil (recomendamos tomar las calles y carriles más cercanos a la costa) desembocaremos en el paseo marítimo, en cuyo extremo SE encontramos el puente peatonal sobre el Río Salado, donde pondremos el cuenta a cero y daremos comienzo a esta etapa.

Seguiremos la “Senda Costera C.3”, que comunica Conil con el Cabo de Trafalgar. Antes de llegar a este cabo conoceremos la surfera playa de El Palmar, y las casi desiertas de Zahora. Pasado el cabo, Caños de Meca: si el levante nos ha importunado en esta etapa, ahora nos compensará con un espectáculo de windsurf que bien merece una parada. A partir de aquí remontaremos el Acantilado de Barbate, un tajo de más de 100 m de altura que cae verticalmente sobre las aguas
del Estrecho. No es extraño divisar África desde esta atalaya, en la que se encuentra la “Torre del Tajo”, que junto con otras como las de El Puerco o Castilnovo constituyeron durante siglos un eficaz sistema de comunicación entre las poblaciones costeras para su defensa. La bajada hasta Barbate, muy divertida, termina en la Playa de la Hierbabuena, justo a la entrada del Puerto de Barbate, donde finaliza la etapa.
"

A la nada de acostarnos, suena el despertador, con mas sueño que ganas, desayunamos y sacamos las bicis que teniamos metidas en una libreria contigua a la pensión (otro favor más que nos hicieron).

Breve recorrido por Conil, desierto a estas horas

Llegamos al paseo marítimo y pasamos sobre el Río Salado para entrar en una serie de senderos arenosos, pero ciclables en un 99% que nos alejan de Conil y nos acercan al Palmar y Caños de Meca.

Lo que mas nos sorprende a todos, acostumbrados a las moles de hormigón de nuestra cercana Costa del Sol, es la existencia de fincas ganaderas y cerealistas en primera linea de playa, Algo que hace décadas dejó de suceder en otros lugares.

Poco a poco nos vamos acercando a la torre de Castilnovo, el camino arenoso no lo es tanto y nos deja pedalear casi sin dificultad.

Torre de Castilnovo.

Torre de Castilnovo

En 1295 el Rey Sancho IV quiso recompensar a don Alonso Pérez de Guzmán su heroico comportamiento en el sitio de Tarifa haciéndole una serie de mercedes, entre las que figuraban las almadrabas y pesca de atunes del pueblo de Conil. Guzmán El Bueno, para prevenir los ataques de los musulmanes, fortificó la costa y la almadraba construyendo un castillo (torre de Guzmán), las murallas y las torres vigías de Torre Roche, Torre Blanca, Torre Atalaya y Torre Castilnovo, de las que hoy día sólo se conservan las de Roche y Castilnovo.

La Torre de Castilnovo es la de mayor importancia después de la de Guzmán ya que tenía doble misión: defensiva y de ayuda a la almadraba de su nombre. Formando parte de un recinto amurallado, pequeña fortaleza con Alcaide, cargo de preeminencia con voz y voto en el cabildo de Conil.

El recinto fue destrozado por el maremoto del 1 de noviembre de 1755.

Seguimos por nuestro sendero dejando atrás la torre y Conil y acercándonos poco a poco a la Playa del Palmar

Seguimos por el sendero hasta que se cruza ante nosotros una lengua de agua, la cual tenemos que sortear casi llegando a la playa....

.....y llegados al Palmar, seguimos por la carreterilla paralela a la playa.

Lo primero que nos encontramos es con otra torre, la del Palmar

Torre del Palmar

La Torre Nueva o Torre de El Palmar, posee planta troncocónica y está situada sobre un promontorio de la playa en el límite de la pleamar. Mientras que las torres de planta cuadrada eran típicamente señoriales, las de planta circular eran mandadas construir por el rey y seguían diseños estandarizados.

Siguiendo fielmente el rotómetro de la Transandalus, queremos comprobar si podemos ir por la playa hasta el faro de Trafalgar, por lo que iniciamos la aproximación a la arena para ver si la marea está baja.

Pero lo mismo que vamos....

.... nos volvemos, la marea está subiendo y está casi arriba. Vemos que alguien se ha adelantado, pues encontramos huellas de dos bicis que entraban a la playa por esta zona.

Nos vamos por carretera hasta la playa de Zahara y Trafalgar.

Llegados aquí, nos acercamos a ver el famoso faro de trafalgar, testigo de la peor batalla para la Marina Española de todos los tiempos.

Faro y batalla de Trafalgar

El faro de Cabo Trafalgar es un monumental faro de aproximadamente 34 metros de altura y torre troncocónica blanca, levantado en 1860 muy próximo a la torre almenara del mismo nombre.

En 1929 la torre se reformó en su fábrica, revestimiento exterior, a la vez que se renovó el aparato óptico y se mejoró la vivienda de los fareros.

La Batalla de Trafalgar tuvo lugar el 21 de octubre de 1805, en el marco de la tercera coalición iniciada por Reino Unido, Austria, Rusia, Nápoles y Suecia para intentar derrocar a Napoleón Bonaparte del trono imperial y disolver la influencia militar francesa existente en Europa. Tuvo lugar cerca del cabo Trafalgar y cabo Roche, donde se enfrentaron los aliados Francia y España (al mando del vicealmirante francés Pierre Villeneuve, bajo cuyo mando estaba por parte española el teniente general del mar Federico Gravina) contra la armada británica al mando del vicealmirante Horatio Nelson.

La flota inglesa, al mando de Horatio Nelson, atacó en forma de dos columnas paralelas en perpendicular a la línea formada por Villeneuve, lo que le permitió cortar la línea de batalla enemiga y rodear a varios de los mayores buques enemigos con hasta cuatro o cinco de sus barcos.

En el espacio de dos horas, la mayoría de los navíos más importantes de la flota franco-española ya se habían rendido o ya no disparaban sus cañones.

Esta derrota no solo significó el fin del intento napoleónico de domino marítimo, sino que también el fin de España como potencia colonial y marítima, ya que nunca se recuperaría de este duro golpe.

Visitado y fotografiado seguimos cruzando Zahara

Buscamos el sendero arenoso que nos dice la "trans". Encontramos la puerta de entrada y tras unas dudas iniciales, decidimos que tiraremos por él. Esa decision lastraría todo el día, pues la ciclabilidad del mismo era mímina, llegando a estar como dos horas y media en este sendero, del cual casi todo fue empujando las bicis.

Aunque tenemos que decir que las vistas eran espectaculares.

Pasaremos por varios miradores a los acantilados de la zona.

Continuamos, el sendero a ratos mejora algo lo que nos permite por primera vez en mucho tiempo dar pedales. Llegaremos a la Torre del Tajo, aquí dos extremeños nos preguntan que de donde venimos, y que ellos están haciendo la "trans" pero por etapas pequeñas de ida y vuelta al coche, y que habian realizado el trayecto de la playa hasta Trafalgar y habian sufrido mucho, los dejamos descansando a la sombra de la torre y seguimos.

Torre del Tajo

Torre del Tajo

Durante los siglos XV y XVI, en que la zona perteneció al ducado de los Medina-Sidonia, se construyeron las torres vigías de Meca y del Tajo, que servían para avisar de la llegada de corsarios moriscos de los cercanos puertos de Asilah, Larache, Tetuan y Sale; era la época del "no hay moros en la costa".

La torre del Tajo es del siglo XVI, y su construcción fue ordenada por Felipe II, quién envió a varios emisarios para proceder a las medidas de protección de la costa. Fue modificada en el siglo XVIII.

Está a 100 metros sobre el mar y mide casi 14 metros. Es troncocónica y con interior abovedado con acceso a la parte superior.

Continuamos el camimo en bajada a Barbate por un sendero que a ratos es arena pura y a ratos camino bueno.

Llegamos a Barbate, por fin, después de unas horas agobiantes por el sendero arenoso entre los pinos.

En el paseo marítimo rellenamos de agua los botes y decidimos ir a comer a Zahara, para ello primero tomaremos carretera para después desviarnos saltando un quitamiedos e ir paralelos a la playa por un sendero rodeado de vacas por la zona militar del Retín.

Barbate - Zahara

"Para realizar este corto tramo salimos de Barbate por la carretera de Zahara de los Atunes, la cual podemos utilizar en el caso de necesidad ya que va paralela a nuestro itinerario. También, con la marea baja, se puede hacer casi todo el trayecto por la playa, desde después del río Barbate hasta pasado el río Cachón en Zahara ; de esta manera aumentamos la ciclabilidad al 100%, debido a que evitamos los bancos de arena que encontraremos en el carril y que se deben de pasar empujando la bicicleta.

Resultará extraño ver que en un tramo tan corto y llano las dificultades sean medias, esto es debido a que pilotar en carriles arenosos puede resultar algo “durillo”, más si se va cargado con el equipaje.

El paisaje dominante será una extensa playa salvaje por nuestra derecha y el monte a nuestra izquierda (esta despoblación se debe al uso militar que se le da a estos terrenos unos pocos días al año). Los aficionados a la naturaleza sabrán que están en un lugar de paso de multitud de aves y si echamos un vistazo al mar es muy posible ver delfines e incluso orcas en época de “almadraba” (sistema de pesca tradicional para la pesca del atún rojo en primavera)."

Pasando tan cerca de la playa, con un calor de justicia...... raro era que no pasara lo que pasó: un chapuzón rápido.

Entramos a Zahara por un puente, con la idea de comer lo antes posible. Buscaremos un bar donde comeremos algo, y ese algo es literal, platos demasiado pequeños, o biker con demasiada hambre.

Zahara - Facinas

"Este tramo parte de Zahara de los Atunes por un carril arenoso paralelo a la playa que llega a la espectacular urbanización “Atlanterra”, donde tomamos una bonita carretera que nos llevará por la costa hasta el “Faro Camarinal”; aquí podremos disfrutar de una impresionante vista sobre el Estrecho, desde la “Punta de Tarifa” a nuestra izquierda, hasta el “Faro de Trafalgar” a la derecha, con África como telón de fondo.

En este punto, cambiamos de rumbo, dejamos la costa y nos adentramos en el monte, pasaremos por bosques de alcornoque, por vertiginosas paredes de roca arenisca que sirven de anidamiento a multitud de aves, sobre todo rapaces como el buitre leonado que estará sobrevolando nuestras cabezas. Una divertida bajada con estrechos virajes nos despedirá, de momento, de la montaña para llegar de nuevo a la campiña; antes de llegar a Facinas deberemos de rodar un par de kilómetros por la N-340, precaución. "

Retomamos la marcha por sendero paralelo a la playa....

...que pasa por la urbanización de atlanterra.

A lo lejos en el mar podemos ver la Almadraba

La Almadraba

La almadraba (del árabe andalusí almadrába, lugar donde se golpea o lucha) es una de las artes para la captura del atún empleada en Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Ceuta aprovechando la migración de atunes Atlántico-Mediterráneo (y vuelta) que se utiliza desde tiempos prerromanos. Consiste en instalar un laberinto de redes en el paso de los atunes, que normalmente se sitúa cerca de la costa.

La carretera nos acerca al faro de Camarinal, que se ve al fondo.

Esta carretera que asciende y desciende, pasa por casas de película (barrio de los alemanes) y piscinas de aguas frescas y relucientes que nos invitaban a darnos un baño (o dos).

Y por supuesto por unas playas..... [pulsar la imagen para ampliar], con una serie de bunker de la guerra civil que servian para vigilar el paso del estrecho.

Pero como nosotros "semos" profesionales, no nos dejamos engatusar y seguimos la ruta.

Pedaleando, pedaleando subimos hasta el faro Camarinal.

Faro Camarinal

La antigua Torre del Cabo de Gracia, construida en el siglo XVI por encargo de Felipe II, está hoy reconvertida en faro, en el Faro de Camarinal.

De aqui parte una sendero es ascenso, que en poco menos de 2 Km nos lleva a una carretera solitaria que baja a la Bahía de Bolonia.

Bajando a Bolonia

Al bajar y tener Bolonia a tiro de piedra, se produce el siguiente error del día, las lluvias del 2009 y 2010 han destrozado el camino que debemos de tomar para llegar a Facinas, esto lo sabemos ahora, en aquel momento se nos fue de la cabeza y seguimos obedientes el rutómetro, lo que nos hizo subir por una carreterilla estrecha, con un desnivel más que acusado para desviarnos por un supuesto camino (desaparecido) hasta la carretera, cerca de Facinas, lo que nos hizo perder otra hora que se sumaba a las que llevábamos perdidas por el sendero arenoso.

Y sube, sube y sube, y luego se desvia por unos caminos de tierra hasta desembocar en una cancela siempre abierta, que es donde comienza nuestro calvario, el camino ya no existe y bajamos por donde podemos y como podemos.

Hasta que por fin llegamos al cortijo del Acebuchal, que nos hace salir de ese ¿camino? y entrar en una serie de caminos anchos que nos acercan a Facinas.

Poco a poco salen a nuestro encuentro molinos de viento, muchos y un viento en contra nos alegra la tarde.

Por fin Facinas, que entramos por la N-340.

Llegamos a Facinas con el depósito en la reserva, así que nos paramos a rellenar algo, de tiempo vamos fatal son las 7 y aun nos quedan 30 Km, y lo que queda no es poco, que es todo subir hasta el puerto del Bujeo.

Fracinas - Puerto del Bujeo

"Desde Facinas nos despedimos momentáneamente de la costa gaditana que nos ha acompañado en nuestro discurrir de las últimas etapas, a partir de hoy nos vamos a adentrar en el maravilloso y único P. N. de los Alcornocales, y además en este tramo circularemos por uno de los parajes más emblemáticos y únicos de la TransÁndalus, el Estrecho de Gibraltar.

Por solitarias carreteras locales nos adentraremos en el valle del río Jara, para una vez superado el pequeño puerto de la Torre del Rayo, tomar la pista conocida por aquí como “Los Carrizales”, la cual en suave y largo ascenso nos llevará hasta el collado del Palancar. En este ascenso comenzarán a abrirse ante nosotros los amplísimos horizontes del océano Atlántico, las playas de Tarifa y la embocadura atlántica del ya cercano estrecho. Desde este collado y en suave descenso llegaremos al puerto del Bujeo."

Respostamos más rápido que Fernando Alonso, y otra vez por carretera, bueno por una especie de carril bici paralelo a la carretera que nos hace confiarnos y casi pasarnos el desvio que subirá hasta el puerto de la torre del rayo, que menudo nombre tiene el puerto.

Puerto de la Torre del Rayo, que aunque no era dura la subida, cuando se llevan tantos kilómetros en las piernas pesa todo.

Torre del Rayo

Torre del Rayo

Las torre del Rayo está situada en el interior, en la zona de Puertollano y el embalse del Almodóvar. Su utilidad militar se extinguió al finalizar el Medievo y nunca fue incluida en las relaciones de obras defensivas que proliferaron para la defensa costera dada su lejanía al mar.

Al poco tomamos a la izquierda junto a unas casas y entramos en la pista que nos llevará al Bujeo, larga subida ésta con porcentajes asequibles, pero que nos comeran poco a poco las mermadas fuerzas que aun quedan.

El paisaje cambia, encinas y alcornoques nos acompañarán hasta el final del día y las vistas a África que se hacen más claras.

En un recodo del camino volvemos a ver África, ahora de forma mas cercana, se nota que cada vez estamos más cerca del Estrecho.

Ya falta poco, despues de dos horas o así de pedaleo, la parte final, el collado del Palancar con sus molinos de viento ya se ven cerca.

En la zona alta existe una instalación militar, el camino que sube está asfaltado y nosotros confundidos y con las ganas que teniamos de bajar hasta el alojameinto tomamos por ahí, a gran velocidad......

..... menos mal que al encontrarnos con este paisaje nos paramos en un "momento foto" y nos damos cuenta que vamos mal, que si no..........

Aquí podemos ver lo cerca que estámos físicamente de África, en el centro un carguero cargado de cosas inútiles para las tiendas de los chinos, al otro lado el continente y todo parece una misma sierra.

Bueno pues a subir lo bajado, menos mal que solo han sido 50 metros de desnivel.

Ya en el camino bueno los últimos kilómetros se hacian larguiiiiiiiisimos.

Llegamos al área recreativa del bujeo y tomamos la carretera dirección al albergue, mucho tráfico tiene esta carretera.

Llegamos a las 21.50 a las 22.00 cerraban, nos hacen los registros y todos a la ducha, que por cierto y aviso para navegantes, no tienen toalla, nos secamos soplándonos unos a otros :) Por lo demás todo muy bien, moderno y limpio.

Y ahora a comer ¿donde?, tranquilos que cuando algo sale mal, ya que estamos, pues que salga peor... o casi.

La comida que había en el albergue se limitaba a unas bolsas de chucherias y chocolatinas y una maquina de café y chocolate. Nos comenta el guarda que siguiendo la carretera abajo existen unos bares, que bajemos a ver.

Allí que nos ves con la linternita de la bici por la carretera que va a Algeciras andando y viendo de frente todo apagado, hasta el "puticlub" de la derecha estaba hoy cerrado.

En el bar Las Piedras, ya decididos a darnos la vuelta, uno de nosotros sube y encuentra la puerta lateral abierta, entra y ve que hay unos parroquianos trepando medios de vino, así que entramos en tropel, preguntamos si nos pueden hacer algo de comer y el dueño se lo piensa..... ¡siiiii, pero solo os hago unos bocadillos de lomo! ¡BIEN! que sean 5 bocadillos y 15 refrescos, ¿15? si, si 15, a 3 por cabeza, que veniamos fritos.

Comidos, de casualidad, nos metemos en la carretera otra vez y al albergue, donde nos tomamos un colacao calentito y a la cama que la etapa de hoy han sido 101 Km y más de 12 horas desde que salimos hasta que llegamos.

Día 3: Puerto del Bujeo - Jimena de la Frontera.

Bujeo - Los Barrios

"Desde el cruce del Puerto del Bujeo, tomamos el camino de la derecha que enseguida comienza el ascenso al Puerto de la Higuera situado en las faldas de la Sierra del Bujeo, poco antes de coronarlo tendremos unas vistas del Estrecho de Gibraltar incomparables. Desde el inicio de este tramo habremos entrado en un espeso alcornocal que será nuestra fronda en los próximos días.

Llegados al Puerto de la Higuera, comenzamos un suave descenso que discurre a través de las cabeceras de los increíbles valles del río de la Miel y de la garganta del Capitán hacia la Sierra de la Palma. A continuación encontraremos el mirador del Hoyo de Don Pedro a donde bien vale la pena asomarse. Desde aquí un largo descenso nos sitúa en el llano de Botafuegos ya junto a la ciudad de Algeciras y después de haber pasado el cortijo del Acebuche.

Desde aquí y tras pasar por el paraje del Monte de la Torre salimos a una carretera local que nos lleva en pocos kilómetros a la población de Los Barrios."

Dentro del precio del albergue venia incluido el desayuno, asi que nos pusimos a ello, y no nos comimos los cestos de casualidad, ¡cuanta hambre atrasada llevábamos!.

Los primeros kilómetros van a ser en subida, en total sobre los 260 metros de desnivel, ya tan temprano, después una larga y pronunciada bajada nos llevará a los piés de Algeciras y en nada a Los Barrios.

La subida comienza desde el mismo albergue, pero "oficialmente" comienza en la entrada esta:

Primeras vistas a la Bahía de Algeciras y al Peñón.

Seguimos subiendo......

Vistas de la ciudad de Algeciras.

De repente pasamos la fuente de las Corzas....

... nos asomamos al mirador del Hoyo de D. Pedro

Mirador del Hoyo de Don Pedro [Pulsar imagen para ampliar]

Comienza la bajada, que desde los 580 metros nos llevará a los poco menos 40, cerca de Algeciras.

Llegados casi a la propia Algeciras tomamos a la izquierda po carretera asfaltada, pasando por los piés de la Torre de Botafuego, que ya pudimos ver desde arriba en el mirador de la Hoya de Don Pedro.

Torre de Botafuego

Torre de Botafuego

La torre de Botafuegos se alza sobre el monte de la Torre, en el municipio de Los Barrios, junto al arroyo del Prior y sobre el embalse de la Garganta del Prior, cerca de la carretera CA-231. En el siglo XIV ese monte se denominó montecillo del Prior por alusión a un prior de la Orden de San Juan de Jerusalén que desempeñó una destacada actividad durante la conquista de Algeciras por Alfonso XI

Es un torreón de base cuadrada, algo trapezoidal, con dos pisos o bóvedas, y puerta de acceso con arco de herradura de estilo califal. Es la única de estas características que se conserva en la Bahía de Algeciras y arquitectónicamente es muy diferente de otras que fueron edificadas en la costa.

Mide 6,50 metros de lado, dos estancias en plantas superpuestas y terrado, con una altura máxima de 10,50 metros. Sus muros cuentan con 1,80 metros de espesor y un talud.

Existe una referencia en la Crónica de Alfonso XI, que hace deducir que la torre se habría edificado antes de mediados del siglo XIV.

A los pies del cerro que alberga la torre se inicia un camino "pedregoso", jaja de pedregoso nada, es una camino lleno de piedras grandes como cabezas, menuda subida/bajada incómoda que nos pegamos.

Después de la bajada por el pedregal, tomamos a la izquierda por carretera hasta la misma población de los Barrios, entrando por el puente y tomando una serie de rotondas.

Aquí aprovechamos y paramos en un supermercado para aprovisionarnos de algo de comida.

Los Barrios - Castillo de Castellar

"Este tramo discurre totalmente por carretera, ya que las fincas privadas y la ausencia de cañadas y vías pecuarias imposibilitan hacerlo por pistas ó caminos. De hecho el trazado del sendero GR-7 discurre por este mismo lugar, no obstante estas carreteras son de muy poco tráfico, y el tramo más conflictivo cuenta con un reciente carril bici segregado.

Cabe destacar la belleza de nuestro último tramo, bajo un denso alcornocal nos vamos acercando a las laderas del cerro donde se ubica la fortaleza del antiguo Castellar con su castillo árabe del siglo XIII . Tras unas duras rampas por esta pequeña carretera llegamos al castillo que nos recibe en este emplazamiento idílico sobre el embalse del Guadarranque y dominando un amplio horizonte sobre el Parque de los Alcornocales, la bahía Algecireña y el Peñón de Gibraltar. Ningún servicio en Castellar Viejo excepto un bar, una tasquita flamenca, un restaurante y unas casas rurales.

Curiosa la historia de Castillo de Castellar o Castellar Viejo: Núcleo de población original, se fue despoblando en las décadas de los cincuenta/sesenta. La puntilla definitiva fue el emplazamiento de Castellar de la Frontera (Castellar Nuevo) en la vega siendo el último pueblo de colonización levantado en época franquista. Con posterioridad Castellar terminó convirtiéndose en destino de hippies en los setenta.

Hoy día el remanso de paz de sus bellas casas y callejuelas, su artística decoración y el emplazamiento mismo del núcleo, murallas adentro, sobre un cerro con inmejorables vistas hacen de Castellar un destino turístico excepcional."

Pasamos Los Barrios, y por carretera con poco tráfico y en continuo sube/baja nos vamos alejando del mar y acercándonos cada vez mas a la sierra.

13 kilómetros después de haber dejado Los Barrios, llegamos a un cruce con varias ventas, breve momento de despieste hasta que vemos el cartel que nos anuncia un mágnífico carril bici que nos llevara cerca de Castellar y con la tranquilidad de ir separados del intenso tráfico, ¡Bienvenida la idea del carril bici!

El carril termina 6 Km después en la Almoraima o estación de San Roque, de ahí hasta Castellar carretera tranquila en ligero ascenso hasta llegar a la venta de la Jarandilla (cerrada) que es donde comienza la dura, dura subida al castillo.

Poquito a poquito, vamos subiendo, al princio imperceptible.

Al fondo aparece el castillo, al pasar por la venta se inicia la subida de verdad, que con el calor que hace nos va a dar para el pelo.

Por fin al castillo

Castillo de Castellar

La fortaleza de Castellar Viejo se alza sobre un cerro de empinadas laderas en pleno Parque Natural Los Alcornocales, entre los ríos Guadarranque y Hozgarganta, divisando el embalse del Guadarranque y los bosques de sus laderas, así como Gibraltar y el estrecho, a las afueras del actual emplazamiento de localidad de Castellar de la Frontera, provincia de Cádiz.

Como su nombre indica, esta fortaleza árabe construida en el siglo XIII se encontraba en una posición de frontera, defendiendo el reino de Taifas, de Algeciras.

Fue antigua residencia de los Condes de Castellar y fue restaurado parcialmente en el año 1979.

Por supuesto lo vamos a visitar, antes preguntamos en un barecillo a la entrada si ponen comidas, nos dicen que si, por lo que le dejamos reservado el sitio.

Magníficas vistas desde la puerta del castillo.

La entrada al castillo por la única entrada.

El interior del castillo conserva el aire medieval y árabe de su fundación, con callejas estrechas y muy estrechas y plazuelitas encantadoras.

En una balcón en la muralla podemos ver el embalse de Guadarranque.

Dejamos la burra amarrada a la puerta...

... al llegar vivimos momentos de pánico, creiamos por un momento que Paco se bebía todo el barril.......

... pero dejó para todos.

Aquí comemos y reponemos fuerzas, e incluso dejamos caer la cabeza un poco mientras fuera el calor aprieta.

Todo lo bueno se acaba, asi que otra vez a la ruta,

Castillo de Castellar -  Jimena de la Frontera

"Desde el propio castillo partimos por la única carretera que sale hacia el norte junto al punto de información del Parque Natural de los Alcornocales, en seguida se convierte en pista de tierra que comienza a descender primero suavemente y más delante de forma más brusca al tiempo que empeora el piso considerablemente. El final de esta bajada marca el inicio de las amplias Vegas de Jimena. A partir de aquí y hasta nuestro final del tramo el recorrido apenas presenta relieve. Tras unos kilómetros llegamos a un cruce en el que después de cruzar la vía férrea giraremos a la izquierda para discurrir junto a ella hasta las cercanías de Jimena de la Frontera, que ya se atisba en el horizonte. Durante este tramo del recorrido podremos observar con un poco de suerte aves esteparias, rapaces y grandes mamíferos como los ciervos y corzos. El camino muy entretenido y agradable nos deja en Jimena tras pasar el río Hozgarganta, considerado el último río virgen de Andalucía y por cuyo valle discurre una buena parte del siguiente tramo de la TransÁndalus."

La carretera asfaltada se convierte de repente en una pista, el arroyo contiguo la ha invadido dejándola impracticable, con unos socavones de cuidado.

Bajada muy incómoda hasta llegar a una zona de campiña (campiña de Jimena) y de cortijos señoriales, aquí el camino mejora mucho.

Unos pocos kilómetros después el camino cruza la vía férrea Bobadilla-Algeciras, todo el camino hasta las cercanias de Jimena lo haremos a su vera.

Unas veces el camino es ancho....

Otras tiene algo de forraje...

En otras no hay camino y tenemos que tirar de rutometro y GPS...

En otras el forraje nos llega hasta los hombros...

Y en algunos momentos es una delicia de camino.

Salimos a un camino y tomamos el GR-7 por la vera de la vía.

Y al pasar un arroyo cercano se produce lo que todos estabais esperando: El Momentazo Absurdo Transandalucero (M.A.T).

Vamos por el GR-7 y a la izquierda el puente que tenia que cruzar el arroyo esta caido por lo que tenemos que bajar al mismo cauce por sendita muy empinada, pasar un "puente" de tablones y volvemos a subir y retomar el camino.

Al bajar vemos una moto de campo de gran cilindrada tirada en medio del arroyo y una pesona caida, claro está nos preocupamos por su estado y aquí se produce el momentazo absurdo, pero absurdo.

PACO: ¿estás bien?

MOTERO: -levantándose como puede- "Si tú estas bien, yo estoy bien, ¿os remolco con la moto?

En eso que arranca la moto y nos falta tiempo para quitarnos del camino.

Puente por el que pasaba el GR-7

Aun riéndonos seguimos el camino, ya Jimena está cerca y es solo dejarse llevar por este camino.

Cruzando el puente sobre el Hozgarganta.

Preguntamos a un parroquiano sobre el Hostal Los Arcos, y este dice que le sigamos (va en bici) y el colega se pone a correr con ella que no podemos ni seguirlo, en ese momento Esteban le da una voz: "illo que llevamos 90 Km encima" a lo cual el ciclista responde; "tienes razón, como yo voy fresco...".

Si no llega a ser porque nos habiamos encontrado con el de la moto, este podría haber sido el momentazo absurdo.

Llegamos al Hostal Los Arcos, normalito tirando a mal, no habia agua caliente, no teniamos donde colgar la ducha y la lampara del cuarto de baño bailaba de un lado para otro colgando.

Aparcamos las bicis en el patio.

Como no tenemos nada que hacer, buscamos una panadería y preguntamos la hora en la que abre, nos comenta que desde las 6 de la mañana, por lo que sobre esa hora vendremos a por bocadillos.

Nos vamos al hostal con la hora fijada para levantarnos: 6.45, para poder llegar con tiempo a El Colmenar y así pillar el tren a Bobadilla.

y aun con lo temprano que nos tenemos que levantar, caen unos digestivos por el día de San Antonio, que invita.

Día 4: Jimena de la Frontera - El Colmenar (Gaucín).

Jimena de la Frontera - El Colmenar

"Una vez atravesada Jimena hacia el norte, nos situamos en el cruce con la C-3331 y partiremos a la izquierda en dirección a Ubrique. El tramo de carretera que vamos a recorrer merece una mención especial, esta se adentra en el valle del río Hozgarganta, considerado el ultimo río virgen de Andalucía ya que no tiene ningún núcleo urbano entre su cabecera y Jimena de la Frontera; discurrimos por uno de los lugares más bellos del parque natural y además tiene muy poco trafico (el núcleo de población más cercano desde Jimena por aquí está a más de 50 kms) El trazado de la misma se mantiene a cierta altura sobre el río, cuando baja al fondo del valle entramos en la provincia de Málaga y enseguida abandonamos la carretera por una pista que aparece a nuestra derecha.

Sí hasta aquí todo ha sido verdor y belleza, lo que viene ahora es de impresión, primero por la subida larga y dura que por la Loma de los Cerquijos nos llevará hasta la “Carrera del Caballo”, habiendo superado la Garganta del Ramblazo y la depresión de las Motillas. Entre la frondosa compañía de los quejigos y alcornoques no será difícil cruzarnos con jabalíes, ciervos ó muflones."

Levantados a la hora prevista, desayunamos fuerte porque desde que salgamos hasta que lleguemso a destino, no encontraremos nada, casi ni fuentes.

A las 7 llegamos a por los bocatas, los metemos en la mochila y salimos dirección norte dejando Jimena a la derecha. Esta carretera busca Ubrique.

Al poco entramos en el Parque Natural de Los Alcornocales.

Y tomamos esta carretera solitaria, tomada en los primeros kilómetros por senderistas locales.

Es un sube-baja, más o menos llevadero que nos hace ir rápido.

Cruzamos el Hozgarganta y entramos en la provincia de Málaga...

.. y al poco, una vez pasada una antigua casiila de peones camineros encontramos el inicio de subida.

El inicio es duro, por lo que al cambiar para preparar el desarrollo tenemos la única avería grave de todos estos dias, una salida de cadena que arreglamos allí mismo y que no tuvo más historia.

Iniciamos la subida, van a ser 800 metros de desnivel en unos 14 Km, por pista todo y en un continuo subir, que al menos recompensaba por las vistas y por la sombra.

¡Por fin!, después de algo así como una hora y algo llegamos a la "Carrera del Caballo", esto se merece una foto, ¿no?

Arriba llegamos a un cruce de caminos que llevan a muchos sitios, nosotros hemos de tirar en bajada a la derecha buscando El Colmenar, justamente donde una vaca/toro está sentada tranquilamente en medio del camino.

La bajada es expectacular, toda por pista, más o menos buena, entre encinas y alcornoques, con vistas preciosas.

Una última mirada por donde hemos andado y visto estos dias antes de continuar la bajada.

Y la vista puesta a donde vamos hoy: El Colmenar.

3 kilómetros antes de llegar la pista toma camino asfaltado, lo que nos hace ir aun más rápidos.

Hace nada entrábamos, y ya estamos saliendo.

Estación de Gaucín (El Colmenar).

¡¡¡Llegamos!!!, y con una hora y media de adelanto, por lo que preparamos las bicis para el viaje.

Y comemos algo que ya hay hambre.

Sacamos los billetes y preguntamos sobre las bicis, el encargado de la estación nos comenta que no cree que tengamos problemas, pero todo queda en manos del revisor.

Llega el tren y el revisor no pone impedimentos, siempre y cuando las pongamos de manera que no molesten, por lo que montamos y a Bobadilla.

Y nos ponemos en marcha. Llegamos a Bobadilla una hora antes de tomar el siguiente tren a Montilla, por lo que esperamos pacientes la hora de salir.

Metemos otra vez las bicis a espera del revisor, pero este ni aparece, bueno ni el revisor ni nadie, porque íbamos 7 en el tren.

Por lo que cada uno se acopla donde puede y unos leen....

... y otros sueñan con nuevas aventuras.

En nada estamos en destino

Nos espera la furgo, que menos mal, que si tenemos que pedalear los 15 Km que nos separaban de casa, nos da algo, con los 35 grados que caian fuera.

Y aquí acaban dos cosas:

1.- Por una parte la ruta que nos ha llevado a cruzar Cádiz de Oeste a Este.

2.- Por otra parte la zona occidental de Andalucía para dos de nosotros, con lo que ya "sólo" queda la parte oriental, que pronto nos pondremos a ello ¡Esteban! ¿tu vienes?.

Información de la ruta:

DISTANCIA: 288 kilómetros 300 metros

TIEMPO EN MOVIMIENTO: 21 horas 21 minutos y 39 segundos

ASCENCION ACUMULADA: 3328 metros.

ALTURA MÁXIMA: 806 metros

ALTURA MÍNIMA: 0 metros

VELOCIDAD MEDIA MOVIMIENTO: 14 Km/hora

Foto de grupo:

Gracias a todos.

C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]