|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

Subida al Teide

Del mar al cielo

Viernes, sábado, domingo, lunes y martes, 28, 29, 30, 31 y 1 de octubre/noviembre de 2011.

Del húmedo olor a sal y arena mojada de la playa, al incómodo y axfisiante olor a azufre que desprenden las numerosas fumarolas del cráter; del ruidoso golpetear del oleaje en las rocas, al silvido de los vencejos a más de 3.000 metros de altura; de las tililantes lucecitas en el Valle de la Orotava, al mar de blancas nubes en contraste con el azul del océano; de la humedad y frescura de las nieblas perpétuas, al implacable sol del Llano de la Brujas; de la frondosidad del bosque de laurisilba, a los matojos que luchan por subsistir entre rocas de lava solidificada. Mar, pueblos, campos, bosque, nubes, desierto, montaña.

Descripción:

Pasado ya un tiempo desde la primera vez que se dijo intentar subir al teide, exactamente dos años, por fin intentamos y conseguimos organizar un grupo de socios para subir al techo de ESPAÑA.

Después de unos meses de preparación, en temas de vuelos, alojamiento y rutas, por fin, aprovechando el puente de los santos nos desplazamos a Tenerife para el asalto del Teide.

Día 1

Este primer dia va a ser todo de desplazamiento hasta llegar a nuestro destino. Pero antes una tila que hay nervios y tenemos que dejar algunas cosas claras (liquidos en el avión, bolsos de mano etc.).

Primero en coche desde el pueblo hasta Sevilla, Aquí nuestros intrépidos aventureros antes de salir, muy amigos (será igual cuando vuelvan, ya veremos).

Mas tarde en avión desde Sevilla hasta el aeropuerto Tenerife Sur. Para algunos era su primera vez y eso se notaba en las caritas.

Esta todo controlado.

Ese ruido que es??? Tranquilo que todavía no hemos despegao.

Una vez en Tenerife Sur, y una vez besado el suelo como el Papa, hay que ir hasta el norte de la isla donde esta nuestro hotel u hostal o lo que sea. Para ello nos vamos en el coche de nuestro amigo Manolo dueño del hostal y que fue muy amable con nosotros durante toda la estancia.

Son las una hora local las dos en la Península y no hay tiempo ni para quejarse, vemos las vista espectaculares del hostal, las habitaciones, baratas eso si, y pensamos bueno ya nos quejaremos mañana.

Día 2

Nos despertamos temprano, el que haya dormido, tenemos mucho por hacer.

Las habitaciones por el día no nos parecen mejores que por la noche, pero qué le vamos a hacer, si por 10 € ni en cartones en la calle...

... menos mal que el hostal tiene unas vistas inmejorables.

También al Teide nuestro objetivo, esta altillo esto no?

Manolo nos recomienda desayunar en el bar del pueblo: Casa Eusebio, éste también se portaría fenomenal con nosotros. Allí tomamos bocadillos para desayunar, las tostadas no saben ni lo que son, así que fueras donde fueres haz lo que viere....

Café con leche con bocadillo de chopper.

Después de un buen desayuno tenemos que ir al pueblo para comprar las provisiones que vamos a utilizar en la subida y en el resto del viaje.

El pueblo mas cercano es La Florida y aunque se ve desde nuestra habitación llegar no va a ser fácil. El camino es un sube baja con cuestas muy empinadas que nos sirven de entrenamiento para el siguiente día.

En La Florida compramos todo lo necesario, incluso palos de fregona que nos servirán de apoyo en la subida (nuestros palos normales no los pudimos subir al avión, al considerarse un arma de destrucción).

Sábado al mediodía, ya tenemos nuestras provisiones, es hora de comer. Nuestro socio Pomares nos recomendó ir a un Guachinche. ¿Qué es eso? Pues una especie de restaurante local donde sirven comida casera guanche. El nuestro se llamaba la cueva y era un sitio muy acogedor con grandes vistas y donde se comía muy bien.

Guachinche

Guachinche es el nombre que recibe un tipo de taberna típica de la isla canaria de Tenerife.

Estos establecimientos tienen su origen en los tenderetes que montaban muchos agricultores y ganaderos en determinadas fechas del año para vender sus productos (especialmente vino de malvasía) directamente al comprador inglés y posteriormente al consumidor local, pasando así por encima de los "intermediarios" (como la canción de los sabandeños).

Probablemente el vocablo "guachinche" (Tenerife) o bochinche (Gran Canaria) descienda de la expresión inglesa "I'm watching you!", 'Le observo', que usaba el comprador inglés para indicar que se encontraba preparado a probar los productos de la tierra y los "magos canarios" (agricultores) entendían "¿Hay un guachinche?", que si había un tenderete (un puestito o stand) montado para realizar las pruebas o testeo antes de realizar definitivamente la compra.

En verdad era una cueva.

Un platico de nada, para coger fuerzas para la subida.

El sábado por la tarde nos lo tomamos de turismo, para ello bajamos hasta el Puerto la Cruz.

Bajando nos encontramos plantaciones del famoso plátano canario, el mar, el plátano y los desniveles.

En la visita coincidimos con un grupo de personas que estaban usando lanzas para esquivar los desniveles.

Uso de Lanzas

Debido a la orografía del terreno, especialmente en las islas occidentales, los pastores canarios se han valido de unos palos largos para ayudarse en sus desplazamientos. En algunos lugares como la Caldera de Taburiente, en La Palma, no se concebía un pastor sin su lanza. La lanza es el nombre que se le da en esta isla al útil consistente en una vara de madera en uno de cuyos extremos se le incrustaba un cuerno (en principio) y más tarde una punta metáliza llamada regatón.

El Puerto la Cruz apenas tiene playas, pero sí unos acantilados muy bonitos. [Pulsar la imagen para ampliar].

Se acaba el turismo, es hora de volver al hotel, preparar la cena (o lo que salga), la mochilla, mentalizarse de lo que queda e intentar dormir.

Compartiendo la cena o lo que salió como buenos hermanos.

Y de postre lata de fruta.


DIA 3

Nos despertamos a las 5, o son las 4, no son las 5 de aquí pero las 4 de la península, no son las 5 de la península y las 6 de aquí, pero tu has cambiado la hora, yo no y tu, yo no tengo reloj, entonces ¿qué hora es?. Da igual es muy temprano y es de noche.

Después de un desayuno rápido y de esperar a Moyano iniciamos nuestra odisea, felices sin saber lo que se nos venia encima

Desde el primer momento el camino es para arriba, de esta primera etapa hay pocas fotos porque era noche cerrada.

El camino, siempre cuesta arriba, es primero una pista forestal, mas tarde una senda, hasta que al final desaparece engullida por la vegetación. Una vez perdida la senda hay que ir campo a través en línea recta hasta donde marca el GPS.

Encontrando el camino otra vez.

Se nos va haciendo de día y vamos viendo nuestro objetivo el Teide.

Amanece, que no es poco, y para cuando sale completamente el sol llevamos 12 kilómetros y 1000 metros de desnivel en el cuerpo.4 horas en movimiento.

Esta parte del recorrido la hacemos por cortafuegos buscando la carretera que va al Teide y al teleférico.

Llegamos hasta una señal de sendero, según el GPS el sendero sigue paralelo a la carretera por lo que decidimos seguirlo (mala idea). El sendero va a La Caldero, pero no del Teide, sino a un área recreativa.

Eso sí, el sendero es precioso y nos depara el mejor paisaje de toda la ruta.

Con unas vistas maravillosas.

Pero es un sube y baja rompepiernas, que al final nos deja 300 metros más abajo de donde lo cogimos.

En este mismo sitio por pompas y rozaduras en los pies nos abandona José David, por lo que continuamos solo 3 intentando el subir hasta la cima del Teide.

Ahora a subir el desnivel bajado hasta la carretera. Y a subir de verdad. Subimos 500 metros en 45 minutos pero eso nos deja destrozados, y hay otro problema cuando llegamos a la carretera hay una niebla muy espesa y la carretera no tiene arcén por lo que hacer 10 Km. en esas condiciones es muy peligroso.

Dándole vueltas a qué hacer.

Conseguimos un vehículo, con lo cual nos quitamos la carretera. El coche nos deja a los pies del Teide.

Hasta el refugio "solo" nos quedan 8 Km y 900 metros de desnivel. Para los que os gusten más las cifras con porcentaje es una media del 11.25% todo el camino.

Iniciamos la tortura desde el mismo aparcamiento, el cartel nos recuerda que estamos en un Parque Nacional.

Aquí el paisaje cambia radicalmente, no hay nada de vegetación y el calor aprieta bastante.

Se puede ver el cráter del Teide, espectacular.[Pulsar la imagen para ampliar].

El camino subre entre piedras pómez y restos de erupciones.

Los famosos huevos (risas) del Teide, restos de explosiones volcánicas.

Una lengua de lava fosil.

Debido al cansancio acumulado y a la dificultad de la subida, apenas hay más fotos.

A las dos horas llegamos al refugio de Altavista.

El refugio está perfectamente equipado y es muy acogedor, el ambiente es multicultural, media Europa y resto del mundo compartiamos un techo (italianos, austriacos, andaluces, suecos, australianos, alemanes, uno de La Carlota ...).

Fue llegar y pillar un sillón, en él estuvimos casi dos horas sin pestañear, es que el cansancio ha sido mucho.

Las camas en forma de literas, muy cómodas, aunque depués de la paliza, hasta el colchon de un faquir es cómodo.



DÍA 4:

Las 60 personas que duermen hoy aquí deciden levantarse a las 6 para ver amanecer, nosotros: NO (aunque le siente mal al guía) estamos muy cansados y nos damos una hora más. O no. Por que cuando 60 personas se levantan a la vez, por muy poco ruido que hagan y hacían mucho, los tres no pudimos hacer nada.

Aun así salimos de las camas una hora más tarde que todos (horario Andaluz), nos preparamos, hay 6 grados fuera, nos quedan los últimos 600 metros hasta la cumbre.

Partimos del refugio, abrigaditos.

Subimos completamente solos y el amanecer nos pilla por el camino (no es claro por las nubes).

Poco a poco se nos hace de día por el camino.

Subida dura pero muy bonita.

El olor a azufre es intenso.

Y por fin hora y media de subida después de dejar el refugio hacemos cumbre.

Teide Cumbre de España con 3718 m.

Si el día fuera claro podriamos ver 3 islas del archipiélago: La Gomera, Fuerteventura y Las Palmas.

Después de las fotos de rigor, iniciamos el descenso hasta el teleférico por el mismo camino de subida. Poco a poco en la bajada la rodilla de simón dice basta por lo que decidimos bajar en el teleférico.

Una experiencia nueva, y además así se sube y baja mejor.

Llegamos abajo y ohhhhh! sorpresa solo pasan dos guaguas (autobús) por allí, así que: o esperamos 7 horas el autobús o llamamos a un taxi.

Nos declinamos por el taxi, asi que a esperar al taxi.

El taxi nos baja en 40 minutos al hotel por lo que nos hemos ganado esta tarde en Tenerife. Ale todos a casa Eusebio.

Después de comer en el hotel tenemos tooooooooda la tarde para nosotros, ¿qué hacer?: Pues relajarnos.

Es que la vida del montañero es muy dura.

Amos a ser por la vida hombre de dios!!!

Relax total hasta mañana que será otro día, a cenar y a dormir.

Bueno alguno por que para otros la noche se alargo un poco mas, y es que era Haloweed y había que celebrarlo.

DÍA 5:

Nos levantamos si prisa (ya está todo hecho) y volvemos a desayunar en casa Eusebio.

Nos despedimos de Manolo y del hotel, hostal, cuadra o lo que sea donde hayamos dormido.

Comeremos y haremos un poco de turismo por la mañana antes de coger el vuelo.

Unas cervecitas en el puerto y un poco de papas con mojo picón.

Cuando ya pensábamos que la aventura se había acabado el destino nos tenía esperando más sorpresas.

Cogemos el autobús que va para el Aeropuerto Sur pero éste va con algo de retraso por lo que nos deja con muy poco margue de maniobra. Llegamos al aeropuerto solo 15 minutos antes de que salga el avión, tenemos que pasar el control del de embarque y es ahí donde perdemos a Simón. El guarda civil le vería cara de peligroso ya que le hizo vaciar toda la mochila, solo 5 minutos antes de que salga el vuelo y después de librarse de un tacto rectal por los pelos, Simón consigue llegar a la puerta de embarque. HUY! Ya nos veíamos otro día más en Tenerife.

Por los pelos, y encima tenemos tiempo de hacernos una foto de grupo antes de embarcar, ahí, ahí vacilando.



Toda una odisea con final feliz. Al final el viaje ha tenido un poco de todo turismo, aventura, deporte, gastronomía y alguna fiesta y cerveza que otra.

Datos básicos de la ruta:

DISTANCIA: 30 kilómetros 00 metros

ASCENCION ACUMULADA: 3545 metros.

 

 

Foto de grupo:

Gracias a todos.

 
C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]