|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

TRANSANDALUS POR HUELVA

De Aracena a Sanlúcar de Barrameda

Jueves, Viernes, Sábado y Domingo, 16, 17, 18 y 19 de septiembre de 2010.

La TransAndalus es una ruta en bicicleta de montaña de 2000 Kms alrededor de Andalucía que da una vuelta completa a esta comunidad a lo largo de sus ocho provincias. El clima óptimo de Andalucía para la práctica del cicloturismo de alforjas invita a recorrer los caminos y vías pecuarias, y descubrir parajes, paisajes y gentes, en muchas ocasiones alejados de los circuitos turísticos tradicionales.

De la belleza de la ruta puede dar una idea la relación de los parajes naturales protegidos que atraviesa: Cabo de Gata, Karst de Yesos en Sorbas, Sierra de Baza, Cazorla, Despeñaperros, Andújar, Cardeña y Montoro, Sierra Norte, Aracena y Picos de Aroche, Doñana, El Estrecho, Los Alcornocales, Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, Sierra Nevada. Sin figura de protección ambiental también destacar el Valle de Los Pedroches, la Sierra de los Filabres y la Sierra de Gádor. El 35% del trazado de la Transandalus pasa por zonas con protección ambiental.

La TransAndalus es un proyecto realizado por bikers andaluces, que de forma voluntaria, y contactando a través de Internet han colaborado aportando información de tramos de sus respectivas provincias. Esperamos que disfrutéis de la bicicleta y de Andalucía.

Los comentarios en negrita pertenecen a la web: www.transandalus.org

Descripción:

Hace poco menos de 5 meses dejamos la transandalus por Aracena, no pudiendo esperar más, en septiembre volvemos con la idea de hacer toda la parte de Huelva y dejarlo en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) para las próximas etapas.

Dia 1:

6.30 de la mañana, todo dispuesto para irnos, las bicis las colocamos la noche de antes en el coche, las alforjas cargadas y listas.

La salida es rápida, vamos recogiendo personal en los distintos lugares en los que hemos quedado y nos vamos.

Problemas de última hora hace que de 5 personas sólo nos presentemos 3.

Para las 9.30 ya estamos descargando la furgo en Aracena. Vamos a dejar la furgo aparcada cerca de la estación del bus y ya vendremos a recogerla el domingo.

Apretamos, montamos y listos.

y ahora a desayunar e iniciar la salida.

"Desde Aracena continuaremos el recorrido tomando el sendero de Gran Recorrido GR-41.3, cuyas marcas rojas y blancas así como balizas y señales nos facilitarán la orientación. Para ello buscaremos la salida noroeste de la ciudad donde encontraremos una rotonda al paso de la carretera nacional N-433, tomaremos la entrada al polígono industrial hacia el norte que nos conducirá al primer tramo de pista. Vamos hacia el oeste, a Los Marines.

Recorre un precioso castañar tapizado de helechos, primero en rápida bajada y luego en constante pero suave subida. A Los Marines accederemos por un pequeño tramo de carretera y lo atravesaremos entrando por la fuente hasta la plaza. Es un
precioso y típico pueblo serrano, blanco y limpio, de calles empedradas y balcones floridos.

Continuaremos por el GR-41.3 , también balizado. Gozaremos de una exuberante vegetación típica de estos pagos, sobre todo en un tramo de sendero de herradura con alguna dificultad técnica, especialmente si se portan alforjas.

A Fuenteheridos accederemos, tras atravesar la N-433, por una fuerte subida que desemboca en el campo de fútbol. De ahí bajamos hasta la famosa “Fuente de los Doce Caños”, junto a la plaza sombreada por imponentes castaños de indias. Este coqueto conjunto urbanístico, cuidado con esmero, es quizá el más visitado de la sierra, tras la espectacular Gruta de las Maravillas en Aracena.

Saldremos de Fuenteheridos a la búsqueda de Galaroza, bajando hasta el paraje de Villa Onuba para incorporarnos, brevemente, a la N-433 hasta el cercano cruce a Navahermosa, que tomaremos. De ahí llegaremos al paraje conocido como El Talenque, junto a la carretera de acceso oeste a Navahermosa. Subiremos ahora, por una durísima rampa, hasta las Cumbres de La Dehesa. Merece la pena apartarse brevemente del camino, si tenemos un día claro, para subir hasta La Dehesa desde donde gozaremos de una visión muy completa de casi todo el Parque Natural de la Sierra de Aracena.

La pista serpentea por las cumbres y baja hasta Galaroza. Atravesaremos la población pasando por su fuente de los doce caños, émula de la de Fuenteheridos.

Para llegar a Jabugo, fin del tramo, usaremos el sendero PR A-38 “Sendero del Jabuguillo”, posiblemente el más bonito de toda la sierra. Casi todo el recorrido es en ascenso, vamos pegados al río Jabuguillo, protegidos por su bosque de ribera y acompañados del rumor del agua."

Salimos de Aracena, y claro al principio el clásico ¿es por aquí? ¿o no?.

Por fin ponemos rumbo seguro, el inicio un bosque de castaños, pista y cercas de piedra, de firme perfecto y de perfil agradable al pedaleo.

El invierno a sido lluvioso, lo que demuestran los veneros que pasan por el mismo camino.

Primer pueblo del día: Los Marines.

Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Gracia

IGLESIA PARROQUIAL NTRA. SEÑORA DE GRACIA

La iglesia de Nuestra Señora de Gracia se remontan al siglo XVII pero, tras el Terremoto de Lisboa en 1755, fue prácticamente reconstruida, utilizándose en sus portadas e interior una decoración barroca de intenso carácter popular. El aspecto actual de la torre corresponde a intervenciones del siglo XX.

Pasados Los Marines, continuaremos por una pista que pronto desemboca a una senda tomada por las zarzas, en la cual, poco a poco iremos perdiendo la paciencia.

Imagen a la que ya no estamos acostumbrados:

Despues de pasado el sendero que nos dejó las piernas y brazos como un cristo, llegamos a un campo de fútbol lo que nos dice que ya estamos en las inmediaciones de Fuenteheridos, donde realizamos una visita a la fuente de los 12 caños.

y algo de turismo: Iglesia Parroquial del Espiritu Santo

IGLESIA PARROQUIAL DEL ESPIRITU SANTO

De estilo neoclásico presidida por una esbelta torre del siglo XVIII. La actual planta es del arquitecto Pedro de Silva que la reconstruye tras el terremoto de Lisboa. La joya más valiosa para los habitantes es la imagen de la Patrona, la Virgen de la Fuente de estilo barroco y que data del s. XVIII.

Saliendo de Fuenteheridos, por la carretera a Navahermosa sin apenas tráfico.

Después de esta nos adentrariamos por pista hasta llegar a la área recreativa el Palenque. tomaremos pista por breves momentos para salirnos en un dura subida que nos llevaría a ver el CEDEFO de valdelarco, subida que una vez llegada a Cumbres de la Dehesa iniciaba el descenso, pero nosotros continuamos subiendo para ver las estupendas vistas de la zona.

Subiendo.

CEDEFO

Iniciamos una empinada bajada hasta que en un recodo giramos bruscamente a la izquierda dirección Galaroza.

A la cual entramos por su parte más alta.

Y visitamos las fuente de los 12 caños, muy parecida a la de Fuenteheridos

FUENTE DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

La fuente de Nuestra Señora del Carmen, popularmente conocida por la Fuente de los Doce Caños, está enclavada en el centro de la población y se surte de manera natural por un manantial que está situado a los pies del cerro de Santa Brígida. Es una obra civil construida en 1889 y fue costeada por la aportación del pueblo, su construcción se asemeja a una gota de agua vista desde lejos o desde arriba.

Descansados y visitadas las fuentes, tomaremos la salida de Galaroza para a continuación pasar a pedalear por el Sendero del Jabuguillo.

Sendero algo técnico y que durante unos pocos kilómetros tomaremos hasta Jabugo.

Y así pedaleando pedaleando llegamos a Jabudo, al cual entramos por el pabellón Municipal. Breve descanso para beber algo y listo.

En un mirado podemos ver Cortegana, pueblo dentro de nuestro recorrido de hoy.

"Desde Jabugo tomaremos el sendero PR-A4 para descender por una de esas trochas algo abandonadas y cubiertas de densa y verdeante vegetación típicas de esta bellísima serranía. Tras acomodarnos a un camino carretero trocaremos la exuberancia de la vegetación de ribera por algo del autóctono castañar y dehesa serrana buscando La Silladilla, casa rural que propicia por su acceso el cambio en el firme por una bien asentada pista.

Llegaremos a la carretera de acceso a Los Romeros a muy pocos metros del núcleo de población, coqueta y blanca aldea serrana por entero dedicada a los productos del cerdo ibérico. No será necesario adentrarse en ella, ya que nuestro camino continúa buscando el río Caliente que pasa junto a los restaurados lavaderos a la entrada de la aldea, seguiremos paralelos a su cauce hasta vadearlo y continuar nuestro camino a la sombra del Monte San Cristóbal, notable elevación (segunda cota provincial 907 m.) que tenemos continuamente a nuestra izquierda, al sur.

Antes de llegar a Canalejas nos enfrentaremos a otro pequeño trozo de sendero, esta vez antigua calzada romana “desempedrada”, que nos sumergirá en la espesa umbría del nacimiento del Río Caliente que antes ya vadeamos, luego atravesaremos la vía del trazado Huelva-Zafra y usaremos la carretera de acceso a la aldea para llegar, entre preciosas dehesas, al núcleo de población de La Estación, creado alrededor de la estación de tren de Almonaster.

Será también por carretera por donde ascendamos hasta Cortegana. Notable población serrana, segunda en número de habitantes, en la que descuella sobre manera su magnífico castillo medieval, aunque tiene otras cosas que merecen su visita.

El tránsito hasta Aroche será todo por pista, y la dehesa nos acompañará de continuo. La subida al municipio pondrá a prueba nuestras fuerzas. Al igual que Cortegana, Aroche merece una visita, sobre todo su conjunto histórico-artístico y su mirador."

Poco antes de iniciar un nuevo tramo de sendero medio empedrado, medio desempedrado, pasamos por la Fuente de la Higueruela.

y nos volvemos a meter en faena

De repente nos topamos con una carretera, el GPS nos dice a la izquierda, llegando vemos un cartel "Los Romeros" menuda cantidad de aldeas que existen por estos lugares.

Pasamos el rio caliente y iniciamos otro tramos de pista. De repente otra aldeita La Canaleja. La atravesamos en bajada, cruzamos la vía férrea Huelva - Zafra, y nos incorporamos a la carretera de acceso hacia la izquierda.

Tomando la carretera en ascenso hasta Cortegana.

Aquí nos encontraremos a una pareja de Holandeses (Hans Wijnacker y Corien) con problemas en el desviador, le comentamos que en Cortegana le podrían ayudar mejor, y alli los dejamos. Nos comentaron que iban a Sanlúcar como nosotros pero que llegarían en una semana o más, que iban en plan tranquilo.

Llegando a Cortegana.

Mirador de Cortegana, con la Fortaleza de Sancho IV y la iglesia del Divino Salvador.

Castillo de Cortegana

Construido como medio de defensa ante los portugueses por su situación de cercanía a la frontera.

El castillo fue probablemente construido hacia el siglo XII aunque no es hasta 1253 cuando aparecen los primeros datos fiables. Así ese año es entregado al Concejo de Sevilla por orden del Rey Alfonso X. Ya en 1293 el Rey Sancho IV El Bravo acomete ampliaciones de estas estructuras defensivas.

Un terremoto en 1685 lo dañó seriamente aunque se aprovechó la circunstancia para hacer años después una ambiciosa recontrucción y la instalación de artillería en relación a la Guerra de independencia portuguesa. El paso de los siglos y su abandono como plaza militar, a lo que se le sumaron los daños registrados por el Terremoto de Lisboa de 1755 dejaron parte de la fortaleza en estado de semirruina.

En la actualidad se ha convertido en museo y epicentro de celebración de la Feria Medieval de Cortegana.

A lo tonto a lo tonto son ya las 3.30 de la tarde y aun no hemos comido, buscamos un lugar para comprar algo de bebida e iniciamos nuestro particular banquete en la plaza del pueblo.

Iglesia del Divino Salvador, a los pies de la cual comimos.

Iglesia del Divino Salvador

La iglesia parroquial del Divino Salvador de Cortegana es un templo de voluminosas dimensiones, que ha sufrido todo tipo de reconstrucciones a partir de su edificación original en el siglo XIV. Su fábrica es de tapial de mampostería y ladrillo, fórmula muy habitual en la arquitectura de la Baja Edad Media en España como consecuencia de la tradición constructiva musulmana.

Al comer salimos del pueblo junto a la ermita del Calvario, e iniciamos el recorrido por una pista principal que no tiene perdida, la seguiremos y nos llevará directamente a Aroche, final de la etapa de hoy.

Pasando por la fuente de los Ojalvos.

¡Toma sorpresa! para llegar a Aroche subida hormigonada de "notequejesypedalea" y encima todo eso amenizado con unos relámpagos y unos truenos que asustaban.

Por fin Aroche

Entramos en Aroche por la parte más alta, descendemos buscando la posada de hoy.

Nuestro Alojamiento de hoy: Apartamentos Picos de Aroche, 20 € por cabeza y todo la casa para nosotros.

El único problema es cuando le vamos a pagar nos comenta que al esperar a 5 personas nos había preparado un apartamento grande (4 habitaciones, cocina, 2 cuartos de baño, terraza, y 2 salones) negociamos el precio de los "no presentes" y nos lo deja por 15€ cabeza, menos por este incidente el trato super correcto y amable con nosotros.

El alojamiento:

Y después........ visita turística y ronda de bares, eso si después de que acabara el tormentazo que se inició justo cuando estábamos entrando las bicis y descargando las alforjas.

Como la casa estaba más que equipada, compramos en un supermercardo y nos metemos una sobredosis de pasta (alimenticia) y a la cama que mañana más y peor.

Dia 2:

"Después de atravesar toda la Sierra de Aracena, paraje natural protegido, partiendo desde Aroche atravesaremos los Picos de Aroche, paraje que comparte protección con el anterior.

Saldremos de este notable pueblo, de visita obligada, bajando hasta su ribera por el oeste. En esta nueva etapa debemos tener en cuenta que este tramo concluye en una aldea, donde no encontraremos más opción de alojamiento que plantar nuestra tienda de campaña, si la llevamos, o algún particular que nos aloje en su casa. Es importante por tanto planificar la posibilidad de hacer de una tacada éste tramo y el siguiente, lo cual acumulará unos 56 kilómetros.

Buscaremos la pista que atraviesa el Paraje de la Sierra Pelada y Rivera del Aserrador. No tiene pérdida, comienza junto al colegio. Y tampoco va a presentar mayores problemas de orientación. Nos adentramos en unos parajes singulares. Será fácil que nos sobrevuelen algunos de los buitres negros de la numerosa colonia que habita por aquí. Nos encontraremos una abundante masa forestal donde alternará la dehesa, sobre todo al principio, con grandes eucaliptales, estos últimos en regresión, y enormes pinares. Abunda también el monte bajo con la jara como dominadora, pero muy variado.

Casi todo el tiempo rodaremos por las cuerdas de las serranías, a las que, claro está, habrá que subir. Pasaremos el bonito paraje del Puente de la Peramora y el Pico Mármol. Avistaremos el nacimiento del Barranco del Aserrador y, cerca del Poblado Forestal de El Mustio y El Centinela (máxima altura de estos parajes), abandonaremos la pista principal para bajar a la Ribera de la Fresnera. Los siguientes hitos serán El Carpio y la Corta de Santa Bárbara ya junto a San Telmo."

El tiempo para hoy se presenta tormentoso, vemos con algo de preocupación que estamos dentro de la zonas de alerta por tormentas y fuertes lluvias, aun así iniciamos la marcha, no sin antes, preparar las mochilas y la ropa para lo que pueda pasar.

Desayuno en el bar que nos pilla de paso..

... y salida por pista de buen firme dirección al puente de la Peramora, lugar donde comienza el Paraje de la Sierra Pelá.

Al principio la pista atraviesa dehesas de encinas, pero poco a poco este paisaje cambia y son los eucaliptos lo que predominan en el camino.

Puente de la Peramora e inicio del paraje de Sierra Pelada y Rivera del Aserrador.

Aquí es cuando empieza la subida que desde los poco más de los 200 metros nos sube a los 630, máxima elevación del día en una continua subida.

Primer tramo tomamos la pista al Mustio.

y seguimos subiendo...

... y subiendo.

Y empiezan a oirse las tormentas, al principio de manera lejana, pero poco a poco se van acercando. Aligeramos el pedaleo, pero en la desviación de la pista que va al Mustio, que nosotros tomamos para San Telmo, decidimos parar y prepararnos para lo invitable, los relampagos están cada vez más cerca, y el espacio entre relampago-trueno es de apenas 1 segundo.

Última foto hasta bien pasado San Telmo, las tormentas se pueden ver ya detrás.

Y empieza el espectáculo, nos lanzamos para abajo a gran velocidad, pero en el llano, sobre 9 Km antes de San Telmo nos pilla la lluvia y la tormenta, en nada pasamos de 0 lluvia a una lluvia copiosa, que nos cala hasta los huesos, con relámpagos que vemos caer en los montes cercanos.

El camino se hace un rio de agua y llegando a la corta de San Telmo es tal el agua que no vemos ni la pantalla del GPS lo que hace que nos equivoquemos. Corregido el rumbo, pasamos por las minas, donde las bicis se hunden hasta la llanta. En el mirador de la corta inundada, en el qur pos supuesto ni nos paramos en la adecuacion recreativa, el suelo está bajo el agua, pasando sin saber qué pisábamos ni como estaba.

Al poco vemos la primeras casas de la Aldea, lo que nos hace apretar el paso e ir buscando un lugar donde resguardarnos. De pronto vemos la gasolinera del pueblo y allá que nos lanzamos.

Al llegar, la estación de servicio estaba llena de gente como nosotros a los que la tormenta había pillado por sorpresa y no se atrevian a continuar.

En este momento se produce el diálogo absordo de la transandalus:

Yo: ¡Buenos días!.

Lugareño1: ¡anda que hace un día de "montan bique"!.

Lugareño2: ¡Esque no habeis visto el tiempo.... agua para hoy, mañana y el sábado!. (estábamos a viernes).

Paco: ¿lloviendo?, ¡¡¡¡pero si esto son 4 gotas!!!!!

Nos paramos, para estrujar la ropa, calcetines, guantes y hasta el chubasquero.

Preguntamos por un bar y nos comentan que enfrente y que tiene un saliente para meter las bicis, así que allí que nos vamos, al llegar y soltar las bicis ¡zassssssssssssssssss! rayo que cae sobre la gasolinera, todo el mundo corriendo y todos al bar.

En este bar estaremos sobre 1 hora esperando a que escampe algo. A la hora, y viendo que ya llueve algo menos nos volvemos a montar en la bici y ponemos camino a El Cerro.

San Telmo - Calañas

"Desde la aldea de San Telmo a Cerro de Andévalo nuestro camino discurre por una carretera llana o en ligero descenso, excepto la llegada al pueblo que es en subida. Al poco de salir de Cerro de Andévalo, concretamente a partir del cruce de la estación abandonada de la vía férrea también abandonada de El Jaroso tendremos que extremar nuestras dotes para la orientación si es que no llevamos GPS.

La dificultad técnica asignada a este tramo, “Media”, se debe a las complicaciones que vamos a tener con la orientación a partir de dicho punto. Ya que nos adentraremos en un eucaliptal donde los caminos van cambiando según necesidades de plantación o saca de los árboles. "

Por pista asfaltada dirección al Cerro, con las ropas caladas y un frío que no apetecia nada más que pedalear.

Llegamos al Cerro y tomamos pista que al princio es cementada para pasar a terriza.

Después de unos kilómetros llegamos a la Estación abandonada del Jaroso e iniciamos nuestro camino por un lugar de plantaciones de eucaliptos recien arrancadas y que hacian de esta zona una especie de desierto.

Camino por el desierto.

Poco a poco el día va abriendo, y lo que antes era frio, ahora es calor. La ropa va sobrando y la vamos dejando en el transportín para que se seque.

Poco a poco nos vamos acercando a Calañas.

El día no tiene ni una nube y ya pasado el susto decidimos comer en Calañas, en el primer bar que veamos abierto.

¿Este mismo? vale.

Lo mejor del día, trato amabilísimo, se preocuparon de nosotros, nos preguntaron por donde veníamos, que por donde íbamos, como llevábamos la ruta y demás. Además nos abrieron la cocina para nosotros y por 20 € ¡los tres!, nos dimos la comida padre (plato de lomo, 2 huevos y patatas + 6 cervezas + 2 refrescos + 3 cafes + salsa especial de la casa).

En la plaza del Ayuntamiento, un lugar muy recomendable.

Mientras comíamos, dejamos la ropa secar al Sol.

Iglesia de Calañas

Iglesia Parroquial Santa María de Gracia

La iglesia parroquial de Calañas puede adscribirse al conjunto de templos onubenses que fueron iniciados en el gótico tardío, y a los que une la nota común de conservar alguna portada de arco apuntado o conopial, o bóvedas de crucería, y de haber sido acabados a lo largo de los siglos XVI y XVII, con abovedamientos de media naranja, decoradas con casetones, o de aristas.

Su construcción o terminación fue debida posiblemente a Hernán Ruiz “El Mozo”, alarife cordobés, llamado también "El Joven". Fue nombrado maestro mayor del Arzobispado de Sevilla. La designación tuvo lugar a fines de mayo de 1562 y se le asignaron las iglesias de Aracena, Aroche, Encinasola, Cumbres Mayores, El Cerro de Andévalo, Calañas, Utrera, Santa María de Arcos, Morón, Espera,San Salvador, San Miguel y San Juan de Jerez, haciendo al maestro responsable de todas obras en marcha y de las que se hicieren en el futuro.. Podría haber sido ayudado por su compañero Diego de Riaño. Con estos datos podemos afirmar que la construcción de la Iglesia de Calañas es posterior al año 1562.

 

Calañas - Valverde del Camino

Etapa que no presenta dificultades de orientación ya que circularemos por buen firme. Este tramo tiene tres partes bien diferenciadas. La primera, desde Calañas hasta el cruce de La Torerera (Km. 6.7) por pista. Desde el cruce de La Torerera hasta Sotiel-Coronada (Km. 13) por una pista forestal asfaltada que en algunas partes está muy descarnada. La parte final de este tramo, desde Sotiel-Coronada hasta Valverde del Camino circularemos por una carretera con bastante tráfico, aunque el arcén y la buena visibilidad nos ayudarán a pedalear algo más tranquilos con respecto a los coches.

En La Torerera hay una presa y durante un tiempo hubo un albergue de verano de la Junta hoy cerrado. Más tarde rodearemos otro embalse, el de El Calabazar. Desde Sotiel-Coronada, poblado minero junto al Río Odiel, tendremos una buena subida hasta Valverde del Camino, fin del tramo, e inicio de la Vía Verde.

Finalizada la comida ponemos rumbo a nuestro final de etapa de hoy: Valverde del Camino.

Tomamos pista de tierra que va paralela a la vía del tren y la cual cruzaremos más adelante.

El paisaje es de montes de eucalipos, pequeños, grandes y recien sacados.

Continuaremospor la pista, que a ratos sube, a ratos baja.

Hasta llegar al cruce donde tomarenos dirección al Calabazar. La pista se convierte en pista "asfaltadaaratos" dándonos sombra bonitos ejemplares de pinos.

Cabeza del embalse.

De aquí bajada rapidísima buscando Sotiel-Coronada y tomamos carretera autonómica con bastante tráfico que en subida nos lleva a nuestro final.

Antiguo puente sobre el Odiel.

Puente de San Rafael

Esta obra del arquitecto Ambrosio Figueroa corresponde al siglo XVIII, según los legajos del Archivo Municipal de Calañas. El lugar elegido para su construcción fue el pie del cabezo del Escamocho en dirección a la arquería de La Coronada y junto a la presa de un viejo molino. El coste total del puente se tasó en doscientos cinco mil quinientos reales de vellón, y sabemos que Calañas pagó 100.186 maravedís, y como promotora de la obra, ofreció y pagó además 22.000 reales del sobrante de sus arbitrios. El puente se encuentra  situado a la entrada de Sotiel, antes de llegar a la Ermita de La Coronada, y actualmente “fuera de servicio”, ya que ha sido construido otro puente de corte moderno cerca del anterior por el que transcurre la carretera A-493 (La Palma del Condado - Rosal de la Frontera).

Atravesamos Valverde y al llegar al Hotel un chaval se interesa por nosotros, nos comenta que conoce la trans, y que parte ahora mismo para Sanlúcar a realizar el "Desafio Doñana" 169 km en bicicleta, 1 km a nado y 30 km corriendo..... le deseamos suerte y que esperamos verle en la meta cuando lleguemos.

El hotel para hoy el Montearoma, único en la población y que nos pela sobre 25 € por barba aunque hemos de decir que de lo mejorcito que hemos tenido.

Aprovechamos para terminar de airear la ropa....

.... y la tradicional ronda de bares.

Y como no, haciendo turismo por el pueblo:

Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. Del Reposo

Las obras de construcción de este edificio debieron empezar en la segunda mitad del siglo XVI, finalizando en las primeras décadas del XVII. Con el nombre de Iglesia de Santa María, y bajo la advocación de la Virgen del Reposo, fue desde entonces la parroquia del lugar.

En 1630 el pintor flamenco afincado en Sevilla Pablo Legot, contrató el retablo para su altar mayor, aunque no hay certeza de que lo ejecutara. El actual, de yesería, corresponde a 1640-1650.

El templo original constaba de dos naves en forma de cruz latina, pero a mediados del siglo XVIII, la planta pasó a tener tres naves apoyadas sobre pilares con bóvedas vacías.

Se incluye este edificio en el conjunto de templos barrocos realizados en los pueblos del arzobispado de Sevilla durante el siglo XVIII.

Plaza del Ayuntamiento.

Y a la cama tempranito.

Día 3: Valverde del Camino - Matalascañas.

Valverde del Camino - Trigueros.

El tramo de Valverde del Camino a Trigueros es, con mucho, el más liviano de la provincia de Huelva. Transcurre íntegro por una vía verde muy bien acondicionada, de piso cementado y pintado, y además en casi continuo descenso aunque no muy acusado: la Vía Verde de los Molinos del Agua. Se inicia en Valverde del Camino, capital de comarca, puerta de la zona minera y encrucijada de caminos. Geográficamente es el centro de la provincia.

El recorrido se convertirá en un bello paseo, el antiquísimo camino que seguimos divide las vertientes del río Tinto, a la izquierda, y el Odiel, a la derecha, y conecta las comarcas de la costa, la campiña, el Andévalo y las minas. La carretera N-435 sigue prácticamente el mismo recorrido y la tendremos a un lado u otro de continuo. También veremos abundante caserío: Los Cristos, El Saltillo, Los Pinos, Dehesa Pan y Ajo, aunque son casas de recreo en su mayoría, no núcleos de población estable. En ellos hay algunas ventas, y también pasaremos junto a una gasolinera. Poco a poco iremos perdiendo de vista el terreno forestal, de pinares casi siempre, con mención especial al Pinar del Saltillo donde veremos ejemplares de porte espectacular y centenarios, para adentrarnos en la campiña donde los cultivos de olivos, almendros, frutales y secano los sustituirán, no sin antes atravesar unas bonitas y típicas dehesas.

Aunque parezca mentira, el día amanece frio y con niebla. Iniciamos el día de hoy en la vía verde de los molinos del agua, nombre que se le da a hora al antiguo "tren de Buitron".

El tren del Buitron

En 1859 y aprovechando la coyuntura del momento, dos súbditos españoles obtienen la concesión de un ferrocarril, que naciendo en las minas del Buitrón fuera a parar a la desembocadura del río Odiel en Huelva pasando lo más cerca posible de Beas, Trigueros y Gibraleón. En 1866 la compañía inglesa denominada The buitrón and Huelva Railway and company Limited adquiere las minas del Buitrón en arrendamiento por un periodo de 99 años. Esta compañía compra la concesión del ferrocarril de Buitrón a los dos súbditos españoles, que nada habían hecho desde 1859 con la concesión del ferrocarril.

La construcción del ferrocarril comienza a finales de 1867 empezando las obras por San Juan del Puerto. A mediados de 1868 llega el ferrocarril hasta Valverde, marcando un hito importante en la historia de la villa. Desde entonces y durante un siglo de permanencia, el ferrocarril realizó una función importante en las relaciones humanas y comerciales de los distintos pueblos que se encontraban en su paso o bien en su zona de influencia.

En continua bajada por un firme extraordinario. Atrás vamos dejando la dehesa para poco a poco entrar en la campiña onubense.

Trigueros - Moguer

Este tramo es a la vez el más corto y el más sencillo del recorrido de la TransÁndalus por la provincia de Huelva. Aprovecharemos la vía verde de Los Molinos del Agua para enlazar Trigueros y San Juan del Puerto por un trazado favorable y despejado de obstáculos, con firme en buen estado y sin problemas de orientación. No son los parajes más bonitos del recorrido, todo campos de secano, aunque en primavera y verdeantes suponen un relajo a la vista.

Desde San Juan habremos de atravesar el histórico Río Tinto, lo que nos obligará a tomar la carretera, pero la abandonaremos en cuanto podamos para acceder a Moguer, fin del tramo, por una pista rodeando el nuevo polígono industrial de La Jara.

La vía verde continua ya en plena campiña.

Al fondo San Juan del Puerto, y sus chimeneas.

Pasando el Rio Tinto, por carretera, pronto nos volveremos a desviar por pista.

Desviados de la carretera, pronto tomaremos una pista que dando la vuelta al polígono nos llevará a una de las entradas a Moguer.

Pasando por el abrevadero de Pinete.

Entrando a Moguer.

Aquí miramos el rutómetro y vemos que para Matalascañas, final de etapa, nos quedan aun sobre los 40 Km y ningún lugar cercano para comer, por lo que entramos a un supermercado y nos hacemos unos bocadillos para el camino.

Visita turística...

IGLESIA PARROQUIAL NTRA. SEÑORA DE LA GRANADA

S. XVIII. Uno de los templos más presentativos del Barroco sevillano. De aspecto catedralicio consta de cinco naves y es el mayor templo de la provincia. Su torre, del XIV, se asemeja a la de la Giralda.

Moguer - Matalascañas

El recorrido discurre por pistas y carriles bici en muy buen estado. Gran parte de ellos son usados por las Hermandades en su peregrinación al Rocío. No tendremos dificultad en cuanto a la orientación ya que la casi totalidad del tramo discurre por el carril bici Camino del Loro.

Es una buena ocasión para disfrutar de grandes bosques de pinos piñoneros autóctonos, replantados en el proceso de reforestación y sustitución de los eucaliptos plantados en los años 60. Se ubica en plena zona de preparque del Parque Nacional de Doñana.

A lo largo de la etapa aparecen casas de parada de los rocieros y campos de explotación de fresas.

Nada más iniciar la etapa pensamos que este sería un buen sitio para hacer la parada reglamentaria para comer algo, aunque es algo temprano, mejor esto que comer debajo de un pino un par de horas después.

Pues a la misma ermita de Montemayor que nos vamos a comer.

ERMITA DE MONTEMAYOR

s. XV-XX. Situada en los pinares del mismo nombre. Lugar de culto a la Patrona de Moguer. En sus inmediaciones se celebra una de las romerías más típicas de la provincia. Junto a la ermita destaca la blancura de una fuente del s. XIII , mudéjar.

Aquí dos peregrinos: "sisobra" y " medas".

Comidos iniciamos el camino, que en el primer kilométro nos hizo temernos lo peor, dado que el firme era de tierra y mucha arena, que nos hacia "culear" de la rueda trasera.

Pero pronto tomariamos el "Camino del Loro"

Entonces toda cambia, aunque a escasos metros el camino se hace imposible, el carri-bici va por una capa de grava que lo hace muy apropiado al pedaleo, lo que nos hará alcanzar velocidades más que respetables.

El paisaje será completamente cambiante conforme avancemos y nos vayamos acercando a la playa.

Pequeño inconveniente, un puente caido y la maleza se hace dueña de toda la vereda.

Primera y única avería de todos estos días, un parche de la rueda trasera se despegó y tuvimos que cambiar la cámara.

Continuamos el camino.

El camino gira buscando la Torre del Loro, que está junto a un camping, perfecto, entramos a su bar y nos tomamos algo.

Consultamos el rutómetro y nos faltan 17 Km, como vamos bien de tiempo bajamos a la playa a ver la torre del Loro.

Torre del Loro

La torre almenara “Torre del Loro”, vigílaba la costa de los ataques berberiscos.

Derruida sobre la misma línea de costa, guarda una curiosidad geográfica para los amantes de lo peculiar: en apenas veinte pasos, los que daría para rodear la torre, el avezado bañista pasará del término municipal de Palos de la Frontera, al de Moguer, de éste a Lucena del Puerto y de Lucena a Almonte.

Las playas de Castilla, paso obligado en el comercio con América y Europa del Norte, fueron visitadas y saqueadas por piratas venidos de las costas norteafricanas. Por este motivo, a finales del siglo XVI y a lo largo de la costa, se construyeron una serie de torres que se denominaron Torres de Almenara. La misión de estas torres era servir de refugio y vigía de las costas de Huelva.

La torre del Loro además de vigilar la costa también protegía un nacimiento del agua cercano conocido como los chorros del loro, para impedir el aprovisionamiento de los barcos.

Hoy en día a lo largo de las playas se pueden comtemplar numerosas torres de este tipo, como pueden se la de San Jacinto, Zalabar, Carbonera, del Asperillo, del Loro y quizás la más emblemática de todas en Matalascañas, la de la Higuera, en la cual está reflejado el paso del tiempo ya que no es más que la base derruida y volcada por la acción del Océano.

Visitada la torre, probadas sus aguas, nos volvemos al carril bici e iniciamos el último tramo del recorrido.

Antes pasaremos por una ¿antiguo? cuartel de la Guardia Civil.

Vamos a ir ya hasta Matalascañas por un carril bici paralelo a la carretera Huelva-Matalascañas.

Llegando a Matalascañas tras 105 Km de ruta hoy.

Nuestro alojamiento de hoy: Pensión Manolo, 0 en todo y 51 € los 3. Para colmo salimos picados por toda clase de bichos.

De turismo, llegamos justo a tiempo de ver la meta del "Desafio Doñana", y los últimos corredores que van entrando tras más de 11 horas de "diversión". De nuestro amigo de Valverde ni rastro.

Después ronda de bares, cena y para la cama que como siempre había sueño.

Día 4: Matalascañas - Sanlúcar de Barrameda.

En esta etapa vamos a recorrer un espacio inédito para la TransAndalus y cualquier otra ruta de largo recorrido al uso. El tramo discurre íntegro por la playa. Por delante nuestra habrá 30 Kms. de soledad, belleza, torres vigías mozárabes y playas vírgenes del Parque.

Tendremos que planificar con cuidado la hora de salida y acompasarla a la bajamar. Preguntad en los hoteles o a personas de la localidad las horas de la marea baja. Las mareas se alternan cada 6 horas, y habrá que aprovechar las 3 horas (tiempo suficiente para cruzar la playa) en torno a la marea baja.

Recordad que ante cualquier incidencia no hay nada ni nadie en esos 30 Kms. a donde acudir.

Aunque unos pescadores nos comentaron que la bajamar era a las 8 de la mañana, con el cansancio acumulado en estos 3 dias, mientras nos despertamos, preparamos, desayunamos y demás nos dieron las 9, y claro, la marea algo estaba ya subida.

Por el paseo marítimo, agotando todo lo posible el buen firme.

Entramos en la playa.

y comienza la aventura, dos pedaladas y pommm la bici culea, tu intentas enderezar y el manillar se te dobla. Resultado, pié a tierra.

En algunos tramos era mejor el achuchar que el ir montado, se iba hasta más rápido.

Poco a poco la playa ensancha lo que hace que la arena mejore y podamos meter ya plato.

Torre Carboneros

Construccion defensiva en la línea de costa, que se edificó entre 1595 y 1638 por mandato de Felipe II para proteger el litoral de las incursiones de los berberiscos.

Nos faltan 20 Km y ya podemos ir cada vez más rápidos, por lo que aprovechamos que la marea ya viene para arriba.

Llegamos, con la marea muy alta, pero llegamos ....

... y ahora a hacer señas a la barcaza para que venga a recogernos.

Y nos ve y viene a recogernos........

... y nos clava 10 €/cabeza por llevarnos a nosotros y a las bicis. Luego nos dijeron que en verano cobran 6 € ida y vuelta, por lo que creemos 2 cosas:

  1. Nos han tangao.
  2. Nos han tangao.

Y ahora comienza el espectáculo, no se lavanten.

Llegamos y limpiamos las bicis en la goma con la que dan de beber a los coches de caballos del Bajo de Guía.

En el pabellón pedimos que si nos dejan que nos duchemos y nos dicen NO.

Vemos la hora y decidimos correr para pillar el bus a Sevilla de las 13.15.

Nos calan 6 € por bici, desmontamos y nos preparamos, limpieza del gato en los servicios de la estacíón.

Llega el bus y nos montamos, 2.30 horas para llegar a Sevilla pasando por todos los pueblos del recorrido.

Nos deja en la Estación a las 15.30 y nos damos cuenta que esa no es la en la que debemos coger el bus a Aracena, por tanto, corre que te pillo por las calles de Sevilla, que nos saltaríamos todas las normas de circulación habidas y por haber. A las 16 sale nuestro bus para aracena, a las 15.45 ya estamos en la estación de plaza de armas. uno compra los billetes, otro compra bocadillos (no hemos comido desde esta mañana) y otro vigila las bicis.

A las 16 horas estamos todo y todos camino de Aracena.

¡¡¡Llegamos!!!, vemos que la furgo sigue en su sitio, montamos las bicis, los macutos y nos volvemos para el pueblo pensando en cuando retomar la parte de Cádiz.

Han sido 4 días fabulosos y claro está, venimos "sobraos" y "ambientaos".

Información de la ruta:

DISTANCIA: 270 kilómetros

TIEMPO EN MOVIMIENTO: 20 horas 19 minutos y 42 segundos

ASCENCION ACUMULADA: 3.547 metros.

ALTURA MÁXIMA: 776 metros

ALTURA MÍNIMA: 0 metros

VELOCIDAD MEDIA MOVIMIENTO: 13.6 Km/hora

Foto de grupo:

Gracias a todos.

 
C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]